El alcalde de Tenerife alerta de que suspender el carnaval sería un "peligroso precedente para otras fiestas españolas"

Actualizado 09/02/2007 17:38:41 CET

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Tenerife, Miguel Zerolo, afirmó hoy que el "99,9 por ciento" de los habitantes de Santa Cruz de Tenerife están a favor de la celebración del carnaval, al tiempo que alertó del "peligrosísimo precedente" que podría sentar "en todas las fiestas de España" la suspensión de los carnavales. Zerolo, que el lunes está emplazado a una comparecencia judicial de ambas partes -vecinos denunciantes y ayuntamiento- en el contencioso administrativo, expresó su confianza en que al final se alcance una solución "racional".

En declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, señaló que son "seis o siete vecinos, y cinco o seis comunidades" de propietarios del centro de la ciudad las que están protestando, a quienes les recordó que el carnaval "estaba antes de que los vecinos fueran a vivir allí". "El lunes van las partes al ayuntamiento y al final va a imperar la razón y se va a poder celebrar el carnaval sin problemas. Espero que se pueda llegar a un acuerdo razonable", subrayó.

Zerolo aseguró que él parte de la base de que las molestias a los vecinos "sean las mínimas posibles", pero recalcó que "no se puede celebrar un carnaval sin música, como tampoco la Semana Santa en Sevilla con todo el mundo callado, porque eso es imposible". Además, aseguró que si Tenerife no tuviera su carnaval sería "otra ciudad", igual que ocurriría con Sevilla y Pamplona si no celebrasen su Semana Santa y San Fermín.

Por tanto, indicó que el vecino tiene que "pagar el canon de esas molestias" en unas fechas "determinadas" que forman parte de la "historia de cada ciudad". Asimismo, recordó que el carnaval es una fiesta de interés turístico internacional y un "tema económico y cultural de la ciudad", y agregó que el derecho al descanso de los vecinos demandantes podría originar un "mal mucho mayor a toda una ciudad".

"Son una minoría, nueve vecinos y seis comunidades, las que han protestado, y espero que estos vecinos tengan la conciencia de saber el daño que se le está haciendo a la ciudad y retiren la suspensión cautelar que han pedido para que se pueda celebrar el carnaval sin problemas", apuntó el alcalde en otra entrevista previa a RNE.

PIDE "CALMA" A LOS VECINOS

También en RNE, pidió a los vecinos de Santa Cruz "calma, tranquilidad y respeto" a las decisiones judiciales, y se mostró de nuevo convencido de que el lunes las partes podrán encontrar una solución "racional". Eso sí, destacó que el problema existente es que estos vecinos y su abogado alegan que se vulnera un derecho fundamental y, por lo tanto, "no se puede vulnerar bajo ningún concepto".

En su opinión, no es "racional que nueve vecinos y cuatro comunidades de propietarios obliguen" a los jueces a tomar una decisión judicial y "se carguen" un carnaval que está tratado por escrito desde "antes de 1.775, con el que no pudieron acabar ni el hambre, ni las epidemias, ni la guerra civil, ni la emigración, ni las dictaduras".

Finalmente, descartó trasladar el carnaval a un nuevo emplazamiento, puesto que, aparte de razones históricas, lo que se provocaría es tener menos infraestructuras, menos posibilidad de que "se desarrolle bien", porque Santa Cruz está limitada "por el mar y por un parque rural". "Estamos en una isla, con una superficie pequeña, por lo que esa posibilidad no existe", sentenció.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies