Árboles caídos, cascotes y cables desprendidos, consecuencias en la capital grancanaria

Actualizado 29/11/2010 16:55:29 CET

En ningún caso ha habido que lamentar daños personales

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Dos árboles caídos en la vía pública, cascotes de edificios y algunos cables desprendidos son las principales consecuencias en Las Palmas de Gran Canaria del temporal que afecta al archipiélago.

El Ayuntamiento capitalino informa en un comunicado de que la borrasca ha provocado "pequeños" incidentes durante la mañana, por lo que "la tranquilidad ha sido la nota general ante la aparición de las lluvias y los vientos a mediodía".

El servicio de Parques y Jardines ha retirado una palmera que ha sido derribada por en viento en la avenida de Escaleritas, a la altura del número 37 y un árbol que se había inclinado y corría peligro de caerse sobre el tendido eléctrico en el Parque de los Giles, mientras que los bomberos han salido en doce ocasiones, sobre todo para supervisar situaciones de riesgo que han sido denunciadas por los vecinos.

LLAMADAS POR EL TRÁFICO

Las actuaciones más importantes llevadas a cabo por el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento han sido la retirada de un muro de una parcela privada que se ha desplomado hacia el interior del solar en la zona del Sebadal y la delimitación de zonas de seguridad ante la caída de cascotes en algunos edificios.

Por su parte, la Policía Local ha realizado diversas salidas ante las llamadas de los ciudadanos advirtiendo de distintas situaciones de peligro, entre las más destacadas se encuentra el colapso de varios cables eléctricos, uno sobre la carretera C800 que está provocando algunas limitaciones en el tráfico, otro en la calle San José Artesano y en la calle Schubert, sin que en ningún caso haya provocado daños.

Además, han atendido llamadas por la acción del viento sobre vallas y lonas publicitarias, localizadas principalmente en la zona de Siete Palmas, desprendimientos de cascotes, caídas de ramas, tejas, así como por vuelos de planchas de azoteas. También se están produciendo desplazamientos de contenedores de recogida de basura en distintas zonas de la ciudad.

Todas estas actuaciones están siendo apoyadas por efectivos de Protección Civil, que están realizando tareas de comprobación y delimitación de zonas de seguridad en los lugares que están sufriendo alguna incidencia.

La institución local resalta que ninguna calle de Las Palmas de Gran Canaria ha tenido que ser cerrada o limitada al tráfico como consecuencia de inundaciones producidas por la congestión del sistema de alcantarillado.

EFECTIVOS

Los distintos servicios municipales tienen activado el dispositivo de emergencias necesario para hacer frente a las situaciones que se pudieran producir como consecuencia del paso de la borrasca que afecta a la capital.

De esta forma, los cuerpos de seguridad y emergencias municipales, Policía Local y Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento, han reforzado su personal ante cualquier eventualidad.

Además, estos cuerpos están siendo apoyados por Protección Civil, que ha movilizado cuarenta y cinco efectivos, cuatro vehículos todo terreno y una cuba de extinción de incendios.

El Servicio de Parques y Jardines cuenta con más de cuarenta trabajadores que están realizando tareas de apoyo ante las incidencias ocasionadas por caída de ramas y árboles, y el Servicio de Limpieza tiene también a otros cuarenta efectivos que trabaja en las labores de limpieza ocasionadas con motivo de los incidentes producidos por el temporal.

Por último, la Unidad Integral del Agua también esta realizando tareas de supervisión ante la eventualidad de inundaciones en algún punto de la ciudad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies