Asociación Saharaui de Violaciones de Derechos Humanos dice que familia de Haidar está "muy preocupada"

Actualizado 06/12/2009 16:15:27 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta de la Asociación Saharaui de Violaciones de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental, Galia Djimi, ha asegurado hoy que la familia de Aminetu Haidar está "muy preocupada" por su situación, ya que lleva 22 días en huelga de hambre en el aeropuerto de la isla de Lanzarote a donde llegó, tras ser expulsada de El Aaiún por Marruecos.

"La familia está muy muy preocupada por la salud de Aminetu, su situación se degrada día a día. Tienen miedo porque va a ocurrir una tragedia. Ellos conocen a Aminetu y cuando dice que va ir hasta el final, la familia está segura de que Aminetu va al final de esta huelga de hambre", señaló Djimi en declaraciones a la Cadena Ser y recogidas por Europa Press.

Asimismo, la vicepresidenta de dicha Asociación afirmó que las autoridades marroquíes no están permitiendo el encuentro entre familiares de Aminetu y medios de comunicación españoles, "las autoridades lo han prohibido".

INTERVENCIÓN "URGENTE"

Por su parte, la Plataforma de Apoyo a Aminetu Haidar ha vuelto a mostrar hoy su temor por la vida de la pacifista, tras conocer el parte médico emitido anoche, porque "en cualquier momento" se puede producir un "desenlace fatal o daños irreversibles" para el estado físico de la activista, de ahí que reiteraron la necesidad de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el Rey de España, Juan Carlos I, intervengan de forma "urgente".

Asimismo, a través de un comunicado, el colectivo ha hecho un llamamiento a la intervención de "todos" los partidos políticos, "incluido del Partido Socialista Obrero Español", ya que la "mayoría" de sus militantes son "solidarios con Aminetu Haidar", con el objetivo de que exijan al Ejecutivo la "continuación de las acciones para el regreso de Aminetu a El Aaiún".

También incidieron en la "responsabilidad" del Gobierno español en esta situación, al "incumplir su propia legislación y al actuar en complicidad" con el Gobierno de Marruecos, al que acusó de ser el "culpable de la violación sistemática de los Derechos Humanos y de la expulsión el 14 de noviembre de Aminetu Haidar del Sáhara Occidental, violando las leyes internacionales y también su propia legislación interna".

Finalmente, solicitaron a los responsables de la Unión Europea (UE) la suspensión de la Cumbre UE-Marruecos prevista para mañana lunes en Bruselas, hasta que el Gobierno de Marruecos "respete los Derechos Humanos y permita la vuelta con garantías" de Haidar a El Aaiún.