El Ayuntamiento de Santa Cruz lanza una campaña para dar a conocer la bajada de impuestos de 2018

José Manuel Bermúdez y Juan José Martínez
CEDIDA
Publicado 22/02/2018 13:10:06CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, junto al concejal de Hacienda, Juan José Martínez, ha presentado hoy jueves una campaña puesta en marcha por el Ayuntamiento para la promoción del plan de medidas fiscales del ejercicio 2018, que suponen un ahorro global de 4,8 millones de euros, así como los periodos de pago.

En su intervención, el alcalde destacó que este año se ha aprobado la mayor rebaja fiscal que se ha realizado en muchos años en la ciudad y que va a tener como principales beneficiarios a los vecinos y las empresas con el principal objetivo de fomentar el ahorro familiar y la inversión en las pequeñas y medianas empresas, por lo que se trata de una medida dirigida no sólo a la recaudación, sino también a la reactivación económica de Santa Cruz.

José Manuel Bermúdez añadió, además, que el Consistorio ha hecho estaba rebaja de impuestos porque "se lo puede permitir", toda vez que maneja unas cuentas "saludables" y porque esta rebaja no va a afectar a la calidad de los servicios que se prestan a los vecinos, de ahí que el lema de la campaña sea 'Ni un euro de más, ni un servicio de menos'.

El concejal de hacienda, Juan José Martínez, explicó que esta campaña informativa cuenta con un presupuesto de 36.000 euros y su objetivo es que los habitantes de Santa Cruz conozcan con precisión las ventajas fiscales que la ciudad ofrece a partir de este año, ya que había algunas medidas fiscales -ya introducidas en 2017- que por falta de comunicación no han llegado a la ciudadanía y no han tenido todo el impacto deseado.

Así, la campaña se promocionará en medios de comunicación tradicionales y virtuales, así como en formatos físicos de amplio alcance. También se desarrollará una acción de 'street marketing' en la que promotores y promotoras difundirán el contenido de la campaña en los cinco distritos del municipio. La campaña, que se inicia el próximo lunes, se prolongará hasta comienzos del mes de abril.

CUATRO ORDENANZAS.

Santa Cruz ha modificado sustancialmente cuatro ordenanzas municipales desde el 1 de enero vinculadas a la liquidación del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (rodaje), el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalía) y la Tasa de Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos.

El Ayuntamiento estima en 4,8 millones de euros el ahorro global que representará para la sociedad y la economía de la ciudad la modificación de estas cuatro ordenanzas, que sumados a los 2 millones de euros de ahorro de las medidas fiscales puestas en marcha en 2016 y 2017 suponen un ahorro global de casi 7 millones de euros.

Estas novedades tributarias se suman a las distintas reformas que ha ido acometiendo el Ayuntamiento en los últimos años con el fin de aliviar la carga impositiva que soportan los vecinos y que, en el pasado, se sustanciaron en una bonificación del 3% por domiciliación de recibos, en la reducción de los tipos impositivos en el IBI, en el rodaje y en el ICIO, así como en la eliminación de otras tasas.

La principal novedad respecto al IBI es el incremento del 40 al 50% en la bonificación de la cuota íntegra del Impuesto para aquellos bienes inmuebles destinados a viviendas en los que se hayan instalado sistemas para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía proveniente del sol para autoconsumo.

De igual forma se modifica la ordenanza fiscal reguladora de la Plusvalía mediante un incremento del 50 al 75% en la bonificación en las transmisiones de terrenos y en la transmisión o constitución de derechos reales de goce limitativos del dominio, realizadas a título lucrativo por causa de muerte a favor de los descendientes o adoptados, los cónyuges y los ascendientes y adoptantes.

En tercer lugar, la ordenanza que regula el Impuesto de Rodaje ha sufrido un ajuste a la baja a través de una reducción del 50% en los coeficientes que se aplican para el cálculo final de esta figura fiscal. Las previsiones del Ayuntamiento es que de aquí a 2019 esta tasa sea la más baja de Canarias.

La relación de incentivos por vía fiscal en 2018 se completa con una aminoración del 20% sobre los importes actualmente vigentes en la tasa de recogida de basura, el equivalente a unos 20 euros menos.