El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife abre el proceso participativo para elaborar la nueva ordenanza de tráfico

Publicado 14/03/2018 17:22:48CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife abre desde este jueves un proceso participativo para que los ciudadanos puedan aportar sus sugerencias a la futura y nueva ordenanza de circulación de la capital tinerfeña.

Durante un mes y a través del portal de Participación Ciudadana, concretamente en el botón 'Participa' existente en la web municipal www.santacruzdetenerife.es, todas las personas interesadas podrán debatir y aportar sobre los temas de su interés, y posteriormente estas cuestiones serán evaluadas para su inclusión en el articulado de la citada ordenanza.

La primera teniente de alcalde y concejal de Seguridad Ciudadana, Vial y Movilidad, Zaida González, subrayó en una nota la importancia de esta iniciativa porque se quiere abrir "una puerta de transparencia y participación a los ciudadanos sobre esta materia que, de una u otra forma, afecta a todos los que viven o transitan por la ciudad, ya sean conductores o peatones".

González destacó que "no ha sido fácil", pero ya se disponemos de una base de la ordenanza que ahora será "enriquecida y mejorada" por los ciudadanos.

"Además desatascamos de esta manera una reglamentación en la que Santa Cruz se había quedado atrás, la anterior ordenanza data del año 1985, afortunadamente nuestra capital ha seguido desarrollándose y cambiando pero ya era hora de esta actualización normativa", comentó.

Hasta el próximo 15 de abril se podrán realizar las aportaciones al nuevo anteproyecto de esta ordenanza que también supondrá una actualización normativa aplicable al tráfico, la circulación de vehículos a motor y la seguridad vial.

La elaboración de esta ordenanza se estructura en diversas fases, y tras este proceso participativo, se abordará una segunda parte en la que un grupo técnico del área de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Accesibilidad sumará las aportaciones ciudadanas a un procedimiento normativo habitual, que concluirá con el articulado del anteproyecto de la futura ordenanza.

Con el objetivo de ordenar el debate de las propuestas ciudadanas se abrirán ocho grandes temas a través del citado portal y sus enlaces desde la web municipal.

La elección de cada temática se ha determinado en base a las peticiones de información o quejas de la ciudadanía en estos ámbitos y las competencias legales de las que dispone el Ayuntamiento en dichas materias.

ÁREAS TEMÁTICAS

Entre los debates abiertos figuran temas como la regulación y el régimen de parada y estacionamiento en las zonas reservadas para la carga y descarga, así como sus limitaciones; los estacionamientos de motocicletas en aceras y paseos o los estacionamientos de carácter rotatorio con limitaciones de tiempo.

Otro asunto en el que se podrá debatir afecta a las fórmulas de publicidad y señalización de las vías públicas cuando se vayan a desarrollar eventos deportivos o culturales que afecten a la circulación y el aparcamiento, una cuestión de la que se han recibido numerosas quejas ciudadanas en los últimos años.

También se podrán comentar las mejoras posibles a implantar cuando las vías públicas sean afectadas por la realización de obras.

Otra cuestión de interés se relaciona con las restricciones a la circulación que se podrían determinar a ciertos vehículos en las vías urbanas ya sea por motivos medioambientales, al igual que ocurre en otras capitales, por seguridad o para garantizar la fluidez de la circulación.

En la futura ordenanza también deberá resolverse la utilización de nuevos artefactos de movilidad personal motorizados que según la legislación de tráfico no pueden circular por las vías públicas, en especial los patinetes eléctricos, monopatines o similares.

Otro de los debates importantes del que se deben sacar conclusiones para la nueva ordenanza será la regulación de la circulación de las bicicletas que, a diferencia del anterior apartado, si pueden ser aptas para circular por las vías públicas.

En este punto, la nueva ordenanza debe determinar también la convivencia de los ciclistas y las normas para circular por aceras o paseos peatonales, así como el uso y señalización de carriles-bici.

La ubicación y plazos de colocación de la señalización circunstancial en la ciudad también podrán ser debatidos por los ciudadanos, así como la utilización de los carriles destinados al transporte público por los vehículos eléctricos.