El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife garantiza la gratuidad en las escuelas infantiles de Añaza y Ofra

Publicado 22/01/2016 16:48:37CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La comisión informativa de Atención Social, Cultura, Patrimonio Histórico, Promoción Económica, Empleo y Calidad de Vida del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha acordado, durante una reunión celebrada esta semana, la aprobación inicial de la ordenanza que regula las tarifas para la prestación del servicio de Educación Infantil.

El concejal de Atención Social, Óscar García, señala que, aunque hay que regular por imperativo legal los precios públicos que los usuarios de este servicio tendrían que afrontar en condiciones normales, "en la actualidad se ofrece de forma totalmente gratuita".

Así, las 140 plazas de las escuelas infantiles Faina y Tara, situadas respectivamente en Añaza y Ofra, entran dentro de las bonificaciones que prevé la normativa reguladora, "por lo que ninguna de las familias tiene que pagar", remarca García en una nota, quien indica que la prestación de este servicio se costea íntegramente con cargo a los créditos anuales contenidos en el Presupuesto del Ayuntamiento, y que ascienden a 300 euros por menor.

En este sentido, subraya que desde el momento de la admisión en los centros, los servicios sociales municipales valoran las solicitudes teniendo en cuenta la situación laboral o formativa de los padres o tutores, la situación económica y circunstancias de la unidad familiar, y la problemática social.

Se trata de centros de carácter educativo que imparten el primer ciclo de educación infantil y contribuyen al desarrollo físico, intelectual y socio-afectivo de estos niños y niñas de 0 a 3 años, y que permiten la conciliación de la vida laboral y familiar de sus progenitores.

Además de su labor en el ámbito educativo, estos centros cuentan con comedor y servicio de guarda y atención de los menores, con el fin de favorecer la compatibilidad de la vida laboral y familiar, en horarios flexibles y muy cómodos para sus padres y madres --se ha ampliado hasta las 17.00 horas--, al que se añade un sistema de apoyo y asesoramiento familiar en aspectos concernientes a la educación de los hijos.