El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife modificará su ordenanza y recurrirá la sentencia para 'salvar' el rastro

Actualizado 05/05/2008 20:43:29 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife modificará la vigente Ordenanza Municipal que regula el funcionamiento del Rastro para defender a los comerciantes y sus intereses y presentará un recurso contencioso-administrativo contra la sentencia de un Juzgado de esta capital que obliga a trasladar las instalaciones del Rastro del lugar que actualmente ocupan, junto al Mercado Municipal Nuestra Señora de África, según una nota municipal.

La teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Luz Reverón, aseguró que la reglamentación municipal que regula el funcionamiento actual del Rastro, está superada y ha quedado obsoleta. "La Ordenanza Municipal fue aprobada en 1986 y en la misma se recoge que este tipo de mercadillos no podían ubicarse a menos de 350 metros de edificaciones públicas", afirmó.

"Pero nuestra Ordenanza ha quedado superada por la Ley de Ordenación de la Actividad Comercial de Canarias, que fue aprobada por el Parlamento canario el 25 de abril de 1998. Esta Ley canaria es mucho más moderna, porque flexibiliza los requisitos para el desarrollo de estas actividades comerciales y porque no fija metros de distancia de los edificios públicos, aunque sí establece normas para no entorpecer los accesos a los mismos", añadió la concejal.

"La Ley canaria fue promulgada -aseguró Luz Reverón- para hacer frente a las nuevas demandas de una sociedad moderna, a un nuevo estilo de vida y a la aparición de una nueva figura de consumidor y para armonizar los intereses comerciales de grandes y pequeños empresarios con las demandas de la población en general".

Para Luz Reverón González está muy claro que la Ley canaria "asocia la existencia de los rastros y mercadillos con la existencia de mercados municipales", como es el caso de Santa Cruz, por lo que la nueva regulación que se contemple en la reforma de la Ordenanza Municipal "irá encaminada a fomentar este tipo de asociación comercial como medio de dinamizar la compraventa de artículos en superficies de venta previamente acotadas por la autoridad municipal", puntualizó.

La edil, conocedora del carácter no permanente de estos puestos de venta al aire libre y de la competencia municipal que la Ley canaria atribuye a los ayuntamientos para autorizar la venta en mercadillos, estima que "en seis meses pueda estar redactada la nueva Ordenanza Municipal para someterla a aprobación plenaria y hacer que entre en vigor".

"La Ley canaria de 1998, más cercana a la realidad social que la Ordenanza Municipal de 1986, ya define en su articulado qué características deben reunir las ventas que se producen en establecimientos y puestos o instalaciones desmontables, transportables o móviles, ubicados en solares o espacios abiertos en la vía pública, en lugares y fechas variables".

Sobre la sentencia que obliga a los comerciantes del rastro a abandonar su actual ubicación, Luz Reverón se ha limitado a anunciar que los servicios jurídicos del Ayuntamiento "están elaborando el recurso que habrá que presentar antes del jueves".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies