El Cabildo de Tenerife financia la atención de 170 personas en riesgo de exclusión en el primer trimestre

Publicado 14/04/2018 12:52:34CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Cabildo de Tenerife financió durante el primer trimestre del año la atención a 170 personas para evitar situaciones de exclusión social gracias al proyecto Base 25, una idea gestada en la Corporación insular que ejecuta Caritas Diocesana de Tenerife.

Así, la financiación de este proyecto parte de las áreas de Acción Social y de Vivienda y tiene como ejes principales el acceso a una vivienda y el proceso de acompañamiento e intervención que facilita la inclusión social de los beneficiarios.

En un comunicado, el consejero insular de Vivienda, Aurelio Abreu, ha destacado que "dada la buena experiencia con este proyecto, estamos trabajando en otro más específico para mujeres en situación de especial vulnerabilidad".

"Este es un perfil --ha añadido-- que nos preocupa muchísimo y que se repite entre los casos con los que estamos trabajando".

Por su parte, la directora insular de Inclusión Social, Juana de la Rosa, informó que a lo largo del desarrollo del proyecto se está acompañando a familias con distintas problemáticas y dificultades.

En términos generales, se trata de unidades familiares de varios miembros, que cuentan con algún tipo de prestación social, en desempleo o con empleos temporales o parciales.

UN TOTAL DE 61 NUEVAS UNIDADES FAMILIARES

Según el informe elaborado por Caritas, Base 25 ha atendido a 170 personas, 61 nuevas unidades familiares, en situación de exclusión residencial y sin alternativa habitacional durante el primer trimestre de 2018.

Del total de atenciones, 68 eran menores de edad. En relación a los datos contabilizados el pasado año, se ha producido un incremento del número de desahucios por impagos del alquiler, así como el aumento de atenciones a personas procedentes de Venezuela.

Desde que se pusiera en marcha hace cerca de un año y medio, el proyecto Base 25 ha atendido la situación habitacional de 209 familias, de las cuales 124 mantienen todavía abierto su proceso de intervención.

En esta línea, un 19% de las familias se encuentran en situación de ocupación, siendo esta de propiedad bancaria, de vivienda privada o de situaciones sobrevenidas.

Además, un 12% de los casos se encuentran en viviendas de las que carecen de titularidad y, aunque no han entrado de manera irregular, tampoco tienen cómo vincularse a las mismas o han perdido el derecho al uso de ellas.

Finalmente, existen casos que se encuentran en situaciones de impago de hipoteca o acogidos temporalmente.