El Cabildo de Tenerife promueve el uso de la piedra natural canaria en las obras públicas

Actualizado 05/06/2014 14:32:23 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Cabildo de Tenerife aprobó recientemente por unanimidad una moción para promover el uso de la piedra natural canaria en las obras públicas de Tenerife y de Canarias.

El acuerdo supone el reconocimiento del valor intrínseco de la piedra volcánica de las islas y la apuesta del Cabildo por su revalorización, instando a todas las administraciones públicas a la inclusión de este material en los proyectos de obras públicas que se lleven a cabo en la isla.

El vicepresidente económico y consejero insular de Empleo y Desarrollo Económico, Efraín Medina, encargado de presentar esta moción durante el Pleno, explicó que "este acuerdo supone no solo un reconocimiento al papel de la piedra volcánica a lo largo de la historia constructiva de las islas y especialmente de Tenerife, sino también un impulso y apoyo institucional a la promoción de su uso en las obras públicas, permitiendo que ésta ocupe nuevamente el papel destacado que nunca debió perder".

El papel de la cantería en todos los procesos constructivos de las islas ha sido muy importante a lo largo de los siglos y, por tanto, su gran aportación al patrimonio histórico edificado.

"Tenemos en Canarias, y particularmente en Tenerife, un elocuente mundo de la piedra, en nuestras construcciones, poco divulgado, y conocido casi exclusivamente por historiadores y especialistas en la materia", explicó.

Además, destacó que lleva aparejado un "amplio espectro" de oficios relacionados con el trabajo de la piedra: canteros, cabuqueros, pedreros, labrantes, tallistas, alarifes aparejadores y arquitectos.

LA CANTERÍA Y EL DESARROLLO LOCAL

Durante siglos el trabajo de los canteros y la localización de canteras fue esencial para el desarrollo económico de las islas, pues desde el levantamiento de paredes para crear terrazas donde cultivar, la construcción de las paredes de las casas tradicionales canarias, los adoquinados de calles y aceras o el refinamiento de las torres eclesiásticas, las arquerías de las iglesias, o las portadas de casas señoriales, siempre ha estado presente la piedra natural de Tenerife.

Incluso, hasta los años 50 del pasado siglo, existían muchos canteros que se dedicaban a esta labor, casi desaparecida con el 'boom' de la construcción, atraídos por un trabajo menos duro y un beneficio mayor.

Actualmente, el arduo trabajo del cantero se ha suavizado gracias a la maquinaria extractiva en las canteras, aunque sólo hay una en activo en Chimiche (Arico) de donde se extrae la famosa piedra chasnera.

"Tenemos, por tanto, en Tenerife un amplio patrimonio histórico y artístico construido en piedra gracias a la gran aportación que hicieron nuestros labrantes a lo largo de 500 años y a las especiales y magníficas propiedades de nuestra piedra volcánica autóctona, unas características que muy pocos arquitectos conocen en la actualidad. Un patrimonio del que no sólo debemos sentirnos muy orgullosos sino también que debemos cuidar", indicó el consejero del área.

Tenerife cuenta con una amplísima variedad de piedra volcánica con propiedades muy dispares, de las que en parte eran conocedores los ancestros de la isla, y que pueden volver a ser utilizadas en función de dichas propiedades o características en el mundo de la construcción, por su dureza, porosidad, belleza de su textura o color, consiguiendo que la economía se diversifique.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies