La Cámara de Comercio dice que la economía necesita "estímulos urgentes"

Actualizado 02/12/2011 18:15:21 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife asegura que la economía canaria necesita "estímulos urgentes" tras conocerse los últimos datos del paro del mes de noviembre que elevan la cifra de parados en las islas hasta las 266.213 personas.

Su presidente Ignacio González Martín, asegura en un comunicado que "estos datos son un auténtico varapalo para las posibilidades de recuperación de la economía canaria y exigen una rápida actuación, tanto por parte de las administraciones públicas como de los agentes sociales y económicos".

A su juicio, aunque la reforma laboral es una de las piezas necesarias para impulsar las contrataciones, "no es la panacea, porque para invertir y generar empleo las empresas requieren de otros estímulos que tienen que ver con las facilidades para ejercer su actividad o poner en marcha nuevos proyectos con menos trabas burocráticas y también con el acceso al crédito que sigue sin fluir".

González Martín asegura que las empresas, especialmente las pymes y los trabajadores autónomos, "cada vez están más asfixiados y necesitan medidas de estímulo urgentes". En este sentido, explica que es vital que las nuevas inyecciones de liquidez a la banca que se han anunciado se hagan con una serie de condiciones, de forma que se garantice que las entidades financieras la repercuten a la economía real en forma de más liquidez para las empresas.

Además, explica que, a nivel autonómico, el cierre del ejercicio presupuestario, con el consiguiente retraso en el pago a las empresas proveedoras, no contribuye precisamente a aliviar el estado financiero del tejido empresarial de las islas.

Aunque la Cámara de Comercio es consciente de las limitaciones presupuestarias de las instituciones, considera que el sector público no puede abandonar su importante papel como reactivador de la economía. Según el Servicio de Estudios Económicos de la entidad, no se trata de pedir más subvenciones, sino de agilizar al máximo la financiación prevista para inversión y facilitar su actividad al sector privado, agilizando trámites burocráticos y cortapisas a los proyectos privados de inversión.

En esa línea, la Cámara señala que las administraciones no pueden olvidar que para reducir el déficit público no sólo hay que recortar gastos, fundamentalmente los corrientes, sino aumentar los ingresos, para lo que es esencial la actividad privada generadora de pagos a las arcas públicas. Otra de las fórmulas para aumentar la entrada de dinero sin subir impuestos --señala la Cámara-- es mejorar la eficiencia de la recaudación y los sistemas de lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies