Canarias da un mes de plazo a la editorial del libro de ESO que aconseja abstinencia sexual para cambiar su contenido

Publicado 05/04/2018 14:06:47CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El director general de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa del Gobierno de Canarias, Jonathan Martín Fumero, ha señalado este jueves que se le ha dado un mes de plazo a la editorial Casals para que cambie el contenido del libro de Biología de 3º de la ESO que recomienda 'abstinencia y fidelidad' contra las enfermedades de transmisión sexual.

Fumero ha afirmado que "esos materiales tal y como se están dando no se pueden dar", ya que "no se ajustan" al currículum establecido por la comunidad. Por ello, apuntó que desde que tuvieron conocimiento de la "irregularidad, se ha comunicado a la editorial que, por favor, proceda a cambiar los contenidos y a adaptarlos al currículum de la comunidad", para lo que se le ha dado "un mes de plazo".

Agregó, en declaraciones a Europa Press, que si la editorial no cambia el contenido, la Consejería de Educación del Gobierno canario pedirá al centro educativo afectado que "no utilice ese material", ya que matizó que en principio este libro se estaba empleando en un colegio aunque, añadió, que se ha pedido a Inspección que comunique si hay alguno más.

Asimismo, indicó que mientras la editorial se pronuncia, se le ha pedido al centro que sustituya el libro por otros materiales que "se adecuen" a los contenidos del currículum establecido por la comunidad autónoma. De todos modos, aseguró que el colegio "no se estaba dando tal cual estaba en el libro" la materia, ya que defendió que los libros "son utilizados como una guía más" en el conjunto de recursos que se emplean para estudiar los diferentes contenidos.

Por último, expuso que desde que se implantara la LOE, "no hay filtro previo en los libros de las editoriales" y son los profesores los que tienen libertad para elegirlos ajustándose al currículum, si bien puntualizó que pueden producirse incidencias de este tipo debido a que algunos libros contienen 200 ó 300 páginas.

"Nosotros tenemos plena confianza en el profesorado pero puede surgir este o un error similar porque un libro puede tener 200 o 300 páginas, en este caso son dos párrafos, y se puede cambiar un contenido de este tipo; cuando se detecta algún tipo de deficiencia se lo comunicamos a las editoriales para que sea corregido", apostilló.