Canarias se plantea secundar a Cataluña fiscalizando las bebidas azucaradas y la bollería

 

Canarias se plantea secundar a Cataluña fiscalizando las bebidas azucaradas y la bollería

Jóvenes bebiendo refrescos.
EUROPA PRESS
Publicado 03/05/2017 14:14:49CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Canarias se está planteando, en el marco de la reforma del sistema tributario de la Comunidad Autónoma, secundar a Cataluña en la fiscalización de las bebidas azucaradas y la bollería con el objetivo de contribuir a mejorar las tasas de obesidad y de sobrepeso que registra el archipiélago.

Esa es la lectura que realiza la consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, quien explicaba en declaraciones a Europa Press que en el proceso de modernizar el sistema tributario de la Comunidad Autónoma, se ha planteado el análisis sobre la posibilidad de gravar este tipo de alimentos, que en el caso de las bebidas azucaradas serían aquellas que contienen más de 5 gramos de azúcar por cada 100 mililitros.

En este sentido, expuso que buscan así contribuir a disminuir las actuales tasas de obesidad y sobrepeso que existen en el archipiélago y citaba así el último informe, que contiene datos del año 2016, donde se fijaba que en "Canarias 4 de cada 10 adultos, mayores de 18 años, tienen sobrepeso".

Asimismo, apuntó que si bien tienen una comisión de expertos sobre este tema, el Gobierno canario también quiere seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y, de esta forma, acompasar sus políticas tributarias a las que lleva a cabo en materia de educación y sanidad.

De todos modos, Dávila reconoce que en la lucha contra la obesidad, la "más eficaz" es la tributaria, ya que de imponerla repercutiría en el precio final, es decir, en el consumidor.

Respecto a cuándo entraría en vigor este impuesto si finalmente se incluye en la reforma fiscal del Gobierno regional, la consejera de Hacienda explicó que prevé que en un par de semanas establezcan los expertos "tiempo y metodología", ya que "la idea es tener un documento que pueda aprobar el Gobierno --canario-- a finales de año y llevarlo al Parlamento en 2018".

Dávila subrayó que se pretende estudiar este impuesto "de la mano de la industria" pero "siempre pensando en que lo lógico es acompasar con las medidas del Gobierno --regional-- en políticas educativas, sanitarias". Añadió que el Gobierno central también ha planteado este tipo de impuesto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies