Canarias registra la primavera más cálida desde 1981 y prevé un verano caluroso

Termómetro
CEDIDA
Publicado 21/06/2017 16:00:15CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

Canarias ha registrado una primavera muy cálida y extremadamente cálida en algunas zonas del archipiélago. De hecho, ha sido la primavera más cálida desde 1981, con una temperatura media de 19,3 grados, la más alta de los últimos treinta años junto a las primaveras de 2002 (19,2ºC) y 2010 (19ºC), lo que indica que las temperaturas han tendido a aumentar en los últimos veinte años.

Así lo ha indicado el director del Centro Meteorológico en Santa Cruz de Tenerife, Víctor Quintero, que hoy miércoles ha presentado en rueda de prensa el resumen del comportamiento meteorológico de la primavera, así como un avance del verano, que se prevé cálido y con bastantes episodios de calor.

En el pasado trimestre, las temperaturas más altas se registraron en las zonas de costas, sobre todo en las islas más orográficas, y tienden a disminuir hacia el interior. Así, se registraron temperaturas muy altas en zonas de medianías de Gran Canaria, La Palma, La Gomera y El Hierro, y temperaturas muy altas, de más de 20 grados, en Lanzarote y Fuerteventura.

Para todo el trimestre, la anomalía de temperatura --diferencia entre el valor medio respecto a los valores normales-- fue de 1,4 grados, y ha habido zonas en el interior de Tenerife y Gran Canaria, así como en el sur y zonas de cumbre de La Palma, donde esa anomalía ha llegado a los 2 grados, aunque en algunos casos se ha estado por encima de esos valores medios.

De los tres meses, marzo ha sido ligeramente cálido, con una temperatura media de 17,6 grados y una anomalía térmica de 0,5 grados. Abril, por su parte, fue extremadamente cálido, con una temperatura media que estuvo en 19,5 grados, lo que le convierte en el segundo abril más cálido desde 1981, sólo superado en una décima por el mes de abril de 2008.

Este carácter extremadamente cálido se mantuvo en el mes de mayo, donde la temperatura media alcanzó los 20,7 grados, lo que le sitúa como el mes de mayo más calido desde 1981. En ambos meses, la anomalía de temperaturas se situó en 1,8 grados, aunque en algunos puntos del archipiélago alcanzó los 2-3 grados.

UN TRIMESTRE SECO.

La primavera ha sido un trimestre seco, pero está muy próximo a los valores normales gracias a las precipitaciones que cayeron en el mes de marzo. Las zonas en las que más ha llovido han sido el noreste de La Palma y de La Gomera y las vertientes norte de Tenerife y Gran Canaria; sin embargo, ha sido un mes deficitario desde el punto de vista pluviométrico, pues ha llovido menos de lo que se prevé para una estación como la primavera, si bien hubo zonas donde se superaron los valores normales, como es el caso del centro de Fuerteventura.

Desde el pasado mes de diciembre hasta mayo, Canarias vive un déficit hidrológico que está en torno al 32%, una situación que también se está viviendo en el resto del país. Este déficit hídrico lo está sufriendo especialmente Tenerife, que en ningún momento ha alcanzado el valor normal de agua acumulada, aunque este déficit está generalizado en todas las zonas del archipiélago.

De cara al verano, que ha comenzado oficialmente hoy miércoles, se prevé que sea cálido, con bastantes episodios de calor, y en cuanto a la precipitación, se espera que sea un verano con pocas lluvias. Hasta principios de julio se espera que las temperaturas en Canarias estén un grado por encima de los valores normales, mientras que se prevé que en las próximas semanas las precipitaciones tengan un comportamiento normal para el inicio de una estación como ésta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies