La CCE advierte que Gran Canaria es la isla que menos crece

Actualizado 14/07/2006 14:00:04 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Canaria de Empresarios (CCE) de Las Palmas advirtió ayer que Gran Canaria es la isla con menor crecimiento económico en los últimos años, según se desprende de su 'Informe Anual' correspondiente al pasado año.

La patronal oriental apunta que "partiendo del Producto Interior Bruto a precios de mercado, en términos corrientes, observamos la trayectoria de este agregado durante el cuatrienio 2000-2003, que ha quedado definida por la mayor intensidad en el crecimiento de Las Palmas (28,09%) de la mano del ciclo expansivo por el que han atravesado las islas de Lanzarote y Fuerteventura, en un contexto de enfriamiento de la economía de Gran Canaria".

Por sectores, y atendiendo a idéntico periodo, han sido el vigor de los servicios (27,12%), junto con la expansión de la construcción (51,69%), los que han tirado del producto de la provincia más oriental, que cuenta, además, con un avance más moderado de la industria (18,73%) y la energía (18,43%), resultando la nota negativa el retroceso de la actividad agrícola (-7,00%),en sintonía con el retroceso del cultivo del tomate durante el cuatrienio de referencia en la provincia de Las Palmas".

Mientras, "Santa Cruz de Tenerife aumenta su producto a un ritmo más acompasado en el cuatrienio de referencia (24,59%), mostrando menor vigor en los dos sectores de actividad que lideran el crecimiento regional.

Así, los servicios aumentan un 22,79% en cuatro años, mientras que

la construcción avanza, para el mismo periodo, un 42,33 por ciento".

En cuanto a los sectores minoritarios, "destaca la fortaleza que

exhibe la rama energética (37,52%), la moderación del sector industrial (13,30%) y el práctico estancamiento en el que se encontró inmersa la agricultura (0,75%). En términos de participación, los 17.483 millones de euros (precios corrientes)en los que se valoró la producción de Las Palmas durante 2003 justifican un 54,6% del PIB regional, cifra que supera en casi 3.000 millones de euros al producto de Santa Cruz de Tenerife, situado en los 14.532 millones de euros".

Así, subraya "la mayor capacidad de respuesta de la actividad turística de Santa Cruz de Tenerife en un momento de retroceso en la afluencia de visitantes y en los índices de ocupación de los establecimientos turísticos.

La industria turística de la provincia occidental presenta características singulares que la diferencian, como su polarización entorno a la isla de Tenerife, o la existencia de una planta eminentemente hotelera; mientras que la provincia de Las Palmas fundamenta aún gran parte de su actividad sobre la oferta alojativa extrahotelera, en claro declive, según revelan las preferencias de los turistas".

Además, "los resultados sobre ocupación hotelera resultan concluyentes, favoreciendo a la provincia de Santa Cruz de Tenerife, que cuenta con un ascenso de las pernoctaciones durante 2005del 3,2%, frente al práctico estancamiento de la actividad hotelera en Las Palmas, incrementada en un 0,1 por ciento".

Mientras, "el sector de la construcción parece experimentar una

cierta recuperación de su actividad en Las Palmas, tras los signos de atonía evidenciados durante 2004,al progresar positivamente el consumo de cemento (3,9%), mientras que Santa Cruz de Tenerife desacelera su consumo de esta materia prima, hasta fijarse en el 1,2 por ciento".

Asimismo, "las previsiones de obra pública relanzan su ritmo de avance en las islas orientales al crecer la licitación oficial un 75,2% durante 2005, mientras que en Santa Cruz de Tenerife aumentan a razón de un 30,1 por ciento. Con todo, el valor monetario de las obras licitadas en Santa Cruza de Tenerife es de 626,5 millones de euros, rebasando así, en 207 millones de euros, el valor de las obras proyectadas para la provincia de Las Palmas".

En cuanto al sector agrícola, "éste recorta su producción en los dos principales cultivos exportadores y para ambas provincias, si bien se denota una mayor intensidad en Santa Cruz de Tenerife. Desde el lado de la demanda, gran parte de los requerimientos internos para consumo e inversión se apoyan en la importación de bienes por medio de los recintos administrados por Puertos del Estado, la Autoridad Portuaria de Las Palmas y la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife".

Las mercancías descargadas con destino hacia el mercado interior

observan "una recuperación en Las Palmas, tras la atonía mostrada

durante 2004, al crecer un 3,27%, fruto en parte del mayor vigor

exhibido por Fuerteventura y Lanzarote. Por su parte, los puertos de Santa Cruz de Tenerife advierten una ralentización en su avance con respecto al año anterior, cifrando la variación de sus descargas en un 1,98 por ciento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies