CC.OO. aboga por el "liderazgo social" en Canarias para hacer frente a la crisis

Actualizado 24/02/2009 19:51:24 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Comisiones Obreras (CC.OO.) en Canarias, Juan Jesús Arteaga, abogó hoy por el "liderazgo social" en las islas para hacer frente a la situación de crisis económica.

Así pues, "la máxima prioridad" del sindicato es abordar la incidencia en Canarias de la actual crisis global, afirmó en un comunicado Arteaga, que incidió en "un gran pacto social" en el que participen las distintas administraciones que operan en las islas y los agentes sociales y económicos con los objetivos de paliar los efectos de la crisis en aquellos sectores y personas más afectados por la destrucción de empleo, así como poner en marcha aquellas "medidas que permitan la transición a otro modelo económico más cercano a los parámetros del desarrollo sostenible".

En su opinión, "se requieren respuestas rápidas sustentadas en un análisis riguroso de la situación que se vive en estos momentos en Canarias, respuestas que se deben dar en forma de propuestas realistas y que generen la ilusión y la esperanza necesarias para no caer en un pesimismo paralizante que sólo puede agravar aún más la situación".

"No podemos escudarnos en el carácter global de la actual crisis financiera para obviar determinadas características propias de Canarias que empeoran aún más las consecuencias de la misma", agregó el dirigente de CCOO, que citó, entre otras, debilidades estructurales de una economía absolutamente dependiente del binomio construcción/turismo "donde se destruye muy fácilmente el empleo"; mercado de trabajo donde predomina la baja cualificación y la precariedad y modelo administrativo excesivamente burocratizado".

De ahí que, a su entender, "las respuestas necesarias requieren en primer lugar un amplio consenso social, una movilización de todos los recursos disponibles y una coherencia entre las medidas urgentes que hay que poner en marcha a corto plazo con aquellas otras que tienen un alcance más a largo plazo".

En este sentido, apostó por un incremento de la inversión pública que contribuya a frenar la destrucción de empleo y faciliten el necesario cambio del modelo productivo de las islas; aprovechar al máximo las potencialidades anticrisis de la Reserva de Inversiones de Canarias vinculándola al mantenimiento y la creación de empleo; y una política fiscal coherente descartando la posibilidad de rebajas en la imposición fiscal directa y modulando los tipos de la imposición indirecta en aquellos artículos que figuren entre las necesidades básicas de la población.

Además, apuntó ventajas fiscales a inversiones que impulsen el cambio del modelo productivo (energías renovables, tecnologías de la comunicación e informática); reforma del Servicio Canario de Empleo para mejorar su capacidad de intermediación; planes de actuación urgente para personas que no reciban prestación alguna; desarrollo del Sistema Canario de Dependencia y el complemento de un máximo de un año para desempleados sin titulación profesional que dediquen el periodo de protección por desempleo a obtener una titulación profesional en la formación reglada relacionada con las que tengan la consideración de titulación estratégica para la transformación de nuestro modelo productivo.

En cualquier caso, sostiene que "no es posible articular los esfuerzos necesarios para afrontar en las islas una crisis de tal magnitud sin liderazgo social".

SITUACIÓN DE EMERGENCIA SOCIAL

"Difícilmente podremos remontar el vuelo --prosiguió-- sin la existencia de un conglomerado de instituciones y organizaciones comprometidas en la puesta en marcha de objetivos comunes para el conjunto de la sociedad, con capacidad de generar ilusión y esperanza y de garantizar un reparto equitativo y solidario de los costes y sacrificios".

De este modo, señaló que, como secretario general de CC.OO. Canarias, va a tratar de que el sindicato "asuma la responsabilidad que le corresponde al respecto, para lo cual es necesario reforzar el trabajo sindical en defensa del empleo y de los derechos laborales y sociales tanto en los centros de trabajo como en el ámbito sociopolítico".

Asimismo, intentará mantener "la disposición a alcanzar cuantos acuerdos sean necesarios para evitar que esta crisis dé paso a una situación de emergencia social en la que los principales perjudicados de una situación que no han generado, sean los trabajadores y los sectores sociales más humildes".