CCOO achaca la caída de los precios en Canarias a las rebajas y a la devaluación de las condiciones laborales

Actualizado 13/07/2012 13:48:00 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Comisiones Obreras (CCOO) en Canarias ha relacionado la caída de los precios en junio al periodo de rebajas y a la devaluación de las condiciones laborales, implicando pérdida de competitividad e incrementando los índices de concentración de rentas.

Así lo resalta el sindicato, quien apunta al archipiélago como la comunidad con la "tasa de inflación anual menor de todo" el país. Este hecho, añade, se debe a la "mala calidad de demanda debido a la disminución de rentas y el incremento" del paro, según informó CCOO en nota de prensa.

Por ello, abogan por invertir en salarios, ya que "significa potenciar el poder de compra, una mejora de la fluidez del crédito, un incremento en la recaudación tributaria y una mayor garantía de solvencia".

Además, invita a apostar a la Administración Pública a centrar su política económica en el fomento de la actividad productiva para lo que "debe dotarse de leyes presupuestarias más cercanas al ciudadano y menos de los mercados".

Y es que advierten de que las "medidas de recorte y disminución del poder adquisitivo a las clases sociales medias-bajas, además de las reformas llevadas a cabo que dotan de una total inseguridad a los puestos de trabajo", implica que los "contratos indefinidos serán sustituidos por otros temporales".

Este hecho, insisten, en que implicará una "pésima evolución de la tasa de paro y retrasará el consumo sobre la base de una renta monetaria débil e insegura", por lo que la variable "clave es el empleo y dentro de éste, el salario, que otorga poder de compra al asegurar rentas".

Finalmente, aseguran que las reformas estructurales "laminan las relaciones sociales", al considerar que se apuesta por un sistema de convivencia que "elimina la solidaridad y el consenso y se sustituye por otro en donde el individualismo y el conservadurismo pretende imperar".

En este sentido, el sindicato considera necesario que el Gobierno central abra un proceso de negociación para "cambiar en profundidad la reforma laboral, centrar las políticas públicas en el crecimiento económico y la creación de empleo, en la defensa del modelo social, los servicios públicos esenciales y la cohesión social".