CCOO, INSUCAN y UGT denuncian la "situación agónica" de la educación en Canarias y el "caótico" inicio de curso

Actualizado 12/09/2010 17:15:11 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

CCOO, INSUCAN y FETE-UGT han denunciado la "situación agónica" en la que se encuentra la educación en Canarias y el "caótico inicio de curso con enormes restricciones e imposiciones", según informó Comisiones Obreras en un comunicado.

De esta manera, denunciaron la falta de profesorado en los centros educativos, la masificación de las aulas con ratios por encima de las permitidas, el retraso del inicio de clases en múltiples centros, la anulación de los apoyos pedagógicos en los centros de Infantil y Primaria, o la eliminación de la hora y media de refuerzo en matemáticas y lengua al alumnado con retraso en la Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

También rechazaron la reducción de la oferta de asignaturas optativas, la reducción de las horas para el seguimiento de la formación en los centros de trabajo así como las horas de coordinación de ámbito en la F.P., la insuficiente oferta del servicio de los comedores escolares vital para las familias en tiempos de crisis, o la imposición de un plan de sustituciones que supondrá la puntilla al servicio público educativo, "que sólo confirman la mala política que ha venido imponiendo este Gobierno".

"Con la imposición el día 31 de agosto de las instrucciones de comienzo de curso, la Consejería de Educación ha superado su capacidad de ingenio para acabar con el servicio público educativo, pues condena al alumnado que se encuentra sin profesor por baja o ausencia justificada del mismo a estar en una guardería, vulnerando flagrantemente el derecho constitucional a la educación", apuntaron.

Asimismo, explicaron que el plan de sustituciones que se pretende imponer, sin diálogo ni negociación, a los centros educativos de Infantil, Primaria y Secundaria conlleva agravios como que ataca directamente a la calidad de la enseñanza pues se pretende que prevalezca en los centros el principio de guardería o de aparcamiento de alumnos por encima del fundamental principio de educación.

Hicieron especial hincapié en que se impide que el profesorado pueda realizar su trabajo en condiciones mínimamente adecuadas atacándose directamente a la profesionalidad de este sector; y se atropella el derecho a la negociación colectiva puesto que se imponen modificaciones sustanciales de condiciones laborales y profesionales fundamentales del profesorado, sin sentarse a negociar con sus representantes.

"Asimismo estas imposiciones producen una discriminación de la sociedad, de las familias, del alumnado, del profesorado y de la Educación en Canarias, respecto de los niveles de calidad de la enseñanza impartida en el resto de las comunidades del Estado, lo cual vulnera el artículo 14 de la Constitución Española", apuntaron.

Por su parte, señalaron que este nuevo marco generará un estado de ánimo en la labor educativa que sin lugar a dudas repercutirá también de forma negativa en la actividad docente.

"Estas medidas --continuaron-- impuestas unilateralmente por la Administración son injustas, claramente ilegales, y atentan contra el principio constitucional del derecho a la educación, provocando que las organizaciones sindicales firmantes de este comunicado hagamos esta denuncia pública y un llamamiento a las familias, al alumnado y al profesorado para que actúen en contra y se facilite la búsqueda de soluciones".