Un científico alerta de que las amenazas a la selva amazónica brasileña pueden causar su desaparición este siglo

Actualizado 04/10/2008 20:20:50 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El investigador científico del Instituto Nacional de Investigaciones de la Amazonía Philip M. Fearnside ha impartido una conferencia en el Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología de Las Palmas de Gran Canaria, en la que explicó los peligros que sufre actualmente la zona, como son la deforestación y el cambio climático, que entiende que "podrían causar su desaparición dentro del presente siglo si no se toman medidas eficaces rápidamente".

Fearnside disertó ayer, ante un numeroso público, sobre las amenazas a la selva amazónica brasileña en una charla organizada por el centro adscrito a la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias cierra el ciclo de conferencias en el marco del proyecto de divulgación de La Amazonía, que se ha desarrollado en el Museo Elder desde el día 26 de abril y hasta el pasado martes, 30 de septiembre, y que ha recibido la visita de más de 25.000 personas.

Con esta conferencia, el Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología de Las Palmas de Gran Canaria demuestra un gran interés por la importancia que encierra para el ser humano espacios tan vitales e interesantes como es en este caso La Amazonía, informa el Ejecutivo regional en un comunicado.

Philip M. Fearnside explicó durante su ponencia en el Museo Elder que el bosque tropical de la Amazonía brasileña se enfrenta a una serie de amenazas que "podrían causar su desaparición dentro del presente siglo si no se toman medidas eficaces rápidamente".

"Las amenazas incluyen la deforestación, que elimina el bosque directamente, principalmente para la creación de pastos para el ganado y, en algunas situaciones, para el cultivo de soja", apostilló el científico, que además destacó que los causantes van desde los pequeños intrusos hasta los grandes rancheros y los "grileiros", grandes apropiadores de tierras públicas por medios fraudulentos.

TERRATENIENTES

Para Fearnside, la mayor parte de la deforestación está causada por los grandes y medianos terratenientes, más que por los pequeños agricultores que predominan en muchos países tropicales. La tala se concentra actualmente en el "arco de deforestación", a lo largo de los bordes orientales y del sur del bosque, pero "las carreteras en proyecto podrían abrir inmensas nuevas áreas en el Amazonía central".

En este sentido, el ponente destacó que la propuesta de reconstruir la carretera abandonada BR-319, que conecta Manaus con Rodonia, es el caso "más urgente".

Asimismo, explicó que la explotación maderera "mata y daña" a muchos más árboles además de los que son cortados para su uso como madera. "Estos árboles muertos se tornan en combustible para los incendios, aumentando el riesgo de que ocurran y su intensidad. La fragmentación del bosque que acompaña a la deforestación tiene un efecto similar".

Fearnside resaltó además, que el cambio climático "representa también una amenaza importante para el bosque, aunque no se vea afectado por la deforestación, la explotación maderera o los fuegos". El cambio climático puede llegar a tener impactos particularmente severos en la Amazonía, produciendo temperaturas más altas y menos lluvias, lo que llevaría, según Fearnside, a estaciones secas más largas e intensas.

MODELO DE CAMBIO CLIMÁTICO

Así detalló que un modelo climático, del Centro Hadley en el Reino Unido, indica cambios catastróficos en estos parámetros debidos a una mayor frecuencia en la aparición y severidad del fenómeno de 'El Niño', resultante de un calentamiento en las aguas superficiales del Océano Pacífico. Otros modelos muestran condiciones más calientes y secas en la Amazonía, sin embargo Fearnside resaltó que existe una amplia gama de resultados en los modelos existentes.

Para el investigador, la correspondencia entre las temperaturas de la superficie del Pacífico y las sequías amazónicas "es un hecho comprobado claramente en las observaciones directas y no depende de los resultados de los modelos climáticos". Asimismo, recordó que los incendios durante los eventos de 'El Niño' de 1997-1998 y 2003, proporcionan ejemplos recientes.

Un segundo tipo de sequías amazónicas, explicó, son aquellas provocadas por el agua caliente del Océano Atlántico. "Éste es el caso de la dramática sequía de 2005". Este tipo de eventos también están asociados al calentamiento global y los modelos indican aumentos en la frecuencia si las concentraciones de CO2 en la atmósfera pasan de 400 ppm., "algo que parece inminente" a juicio de P. Fearnside.

Además, destacó que los cambios climáticos "debidos a las alteraciones del ciclo del agua por la continua deforestación, también reducirán la precipitación en la estación seca, agravando los efectos del calentamiento global".

MEDIDAS

Las medidas necesarias incluyen, según expuso Fearnside durante su ponencia, "no sólo acciones de seguimiento y control para fortalecer la legislación ambiental, sino también la reforma del sistema de toma de decisiones para los proyectos de infraestructura perjudiciales, tales como las carreteras".

Añadió que la creación de reservas es una medida importante y necesaria que debe ser tomada rápidamente, antes de que las oportunidades para la protección de la selva se pierdan en la práctica. "Son necesarios cambios en la política, incluso cambios en la regularización en la propiedad de la tierra ya que existe un fin claro de obtención de tierras en las invasiones de áreas públicas, sea por parte de pequeños intrusos o por los grandes grileiros", aseveró.

Por todo ello, Fearnside considera que la necesidad de combatir el calentamiento global "es urgente" y que "servirá mejor a los intereses de Brasil, adquiriendo compromisos para contener la deforestación, reduciendo así las emisiones".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies