Colectivo en defensa del árbol reclama un catálogo que respete jardines públicos y privados en la capital grancanaria

Publicado 15/12/2016 18:55:49CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación en Defensa del Arbol y el Paisaje (Adapa) ha recibido con satisfacción que la Plataforma en Defensa del Patrimonio Natural de Las Palmas de Gran Canaria, haya conseguido recoger cerca de 1.400 firmas en favor del "Manifiesto en Defensa del Patrimonio Natural de Las Palmas de Gran Canaria", que reclama un catálogo que incluya los árboles singulares y los jardines públicos y privados "que deben ser objeto del máximo respeto".

"Se trata de un argumento que desde Adapa venimos poniendo sobre la mesa de cuantos encuentros mantenemos con los responsables públicos y que queremos que se recoja en la futura Ley del Suelo", según ha puesto de manifiesto Rafael Molina Petit, presidente de esta asociación.

Para los integrantes de esta asociación en defensa, precisamente del árbol "hemos venido poniendo de manifiesto que el entorno de las ciudades en las que vivimos y las carreteras por las que transitamos no es sólo una forma de ornato, sino la garantía de que somos capaces de desarrollar mecanismos para mejorar nuestra calidad de vida", apuntó Molina Petit.

En esa línea, ha valorado el que la defensa del patrimonio natural "no se debe circunscribir exclusivamente a la capital grancanaria, sino que tiene que extenderse, como poco, a la gestión de toda Gran Canaria".

La presencia de integrantes de Adapa en el Observatorio del Paisaje constituido en el marco del Cabildo grancanario ofrece, como mínimo, "la posibilidad de que se escuche la voz de cuantos defienden el patrimonio natural como mucho más que el paisaje que nos rodea y que nos ofrece un entorno atractivo tanto para quienes nos visitan como para los propios grancanarios".

Para Adapa es preciso que todas las instituciones sean conscientes "de que no basta con talar un árbol cuando se estima que su deterioro pone en peligro a cuantos transitan en su entorno".

Así, inciden en "desarrollar un catálogo de ejemplares singulares por su historia o procedencia y realizarles un seguimiento especial, pero también hay que desarrollar políticas de mantenimiento, haciendo talas preventivas y no simples desmoches o, en el peor de los casos, talas completas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies