Condenan a dos hermanos por matar con una piedra a un joven en Las Palmas de Gran Canaria

Publicado 28/05/2015 17:38:15CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a 13 años y 6 meses de prisión a dos hermanos que responden a las iniciales de C.R.L. y a J.I.R.L. por matar con una piedra a un joven (delito de homicidio) en Las Palmas de Gran Canaria.

Asimismo no podrán acercarse ni comunicarse con los padres y hermana del fallecido, teniendo que indemnizar a los padres del joven con 150.000 euros, según recoge la sentencia tras la celebración de un juicio con tribunal de jurado.

En este sentido, los hechos probados recogen como los acusados sobre las 01.00 horas del 17 de mayo de 2014 se encontraron con su vecino A.J.N.C., con el que ya mantenían disputas previas, en el parque conocido como El Chaparral.

Posteriormente, los tres decidieron ir hacia el barrio de Casablanca I, para lo que fueron desde el polígono de San José hasta la calle Blas Felipe Cabrera y, por esta vía, en dirección sur anduvieron hasta llegar a un solar en pendiente que comunica dicha vía con la calle Brahms.

Así, el primero en llegar a dicho lugar fue el acusado J.I.R.L., seguido de su hermano y también acusado C.R.L., y tras éste iba el fallecido A.J.N.C. Seguidamente, una vez en el lugar, el condenado C.R.L. le indicó a A.J.N.C. que había que subir una cierta zona para acceder a la calle Brahms, que en realidad es un camino de tierra al que se accede por la calle Pepe Álamo por uno de sus extremos y que carece de salida por el otro, de escasa iluminación, existiendo una sola vivienda, que si bien tiene puerta trasera, su puerta principal se ubica en la calle Blas Felipe Cabrera.

De esta forma, una vez en la calle Brahms, los acusados, alentados por la confianza de las circunstancias que "fueron buscadas de propósito" por los condenados para llevar a cabo la acción, así como por la confianza de obrar en común y frente a un sola persona, comenzaron a golpear a A.J.N.C., a quien le propinaron patadas y puñetazos por todo el cuerpo, mientras uno de ellos lo sujetaba, el otro lo agredía sin cesar.

Sin embargo, A.J.N.C. logró escaparse y empezó a correr pero fue alcanzado y le siguieron golpeando, cayendo finalmente al suelo donde continuaron dándole patadas y puñetazos, pero el joven logró levantarse de nuevo e intentó escapar, pero los acusados volvieron a cogerlo y a tirarlo al suelo donde, aprovechando que estaba tumbado en el suelo le lanzaron una piedra de unos 20 kilos de peso sobre la cabeza.

Posteriormente, los condenados lo dejaron abandonado mal herido y respirando con mucha dificultad para emprender ellos la huída por el mismo sitio que habían subido hasta llegar a su domicilio de la calle Córdoba, donde se cambiaron de ropa y calzado, ya que las que llevaban puestas estaban manchadas de sangre.

Además, se deshicieron de unas sudaderas blancas manchadas tirándolas a un parterre cercano. Finalmente, se trasladaron a la vivienda de sus padres, en la zona de Las Torres, donde los detuvo la policía dos días después.

En cuanto al joven, murió a causa de la "brutal" agresión sufrida, ya que presentaba numerosas lesiones, tales como escoriaciones y hematomas en espalda, ambos brazos y manos tanto en los nudillos como en las palmas, en la cadera y las dos rodillas pero las lesiones que le causaron la muerte fueron las causadas en la cabeza "producidas por un objeto contundente de bordes irregulares, donde se apreciaron hasta quince heridas inciso contusas de diferentes tamaños, que le produjeron traumatismo craneoencefálico con destrucción de centros vitales".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies