Los conductores canarios son tranquilos y respetuosos, aunque poco responsables con el consumo de alcohol y drogas

Conductor, coche, vehículo
OPEL
Publicado 15/06/2017 15:55:45CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los conductores de las islas Canarias son tranquilos y respetuosos, aunque insuficientemente responsables con el consumo de alcohol y drogas a la hora de coger el volante, según un informe presentado por la Fundación Mapfre Guarnarteme y la Fundación de Ayuda Contra la Drogadicción (FAD) sobre el uso de drogas y conducción en las islas.

En este sentido, siete de cada diez conductores se declara 'buen conductor', y seis de cada diez se declara 'mejor' o 'mucho mejor' que el resto al volante, mientras que los calificativos que más emplean para definir sus estilos de conducción son 'respetuosos' (74%), 'tranquilos' (59%) y 'hábiles' (43%).

Sin embargo, la teoría dista mucho del comportamiento real al volante, y a pesar de que en su discurso afirman descartar absolutamente los comportamientos arriesgados, muy sancionados en lo social, administrativo y penal, la realidad es bastante diferente.

Aquí, según el informe --resultado de cerca de 400 encuestas a personas de entre 18 y 50 años--, sustancias, consumo y conducción, lejos de estar disociadas como aparece en muchas de sus manifestaciones, siguen teniendo tener fuertes vínculos.

El estudio destaca que aunque la mayoría declara que en los últimos seis meses 'nunca' ha conducido bajo los efectos de sustancias, un porcentaje muy importante de conductores sí que reconocen haber conducido 'alguna vez' bajo los efectos de las drogas: cerca del 43 por ciento en el caso del alcohol y alrededor de un 27 por ciento, en el caso del cannabis, cocaína y otros tipos de drogas.

MUCHOS DE LOS QUE LO RECONOCEN SON HOMBRES

De esta manera, destaca el hecho de que muchas de estas personas son hombres, de entre 30 y 40 años, que trabajan, residen en ciudades pequeñas y que son conductores habituales.

El informe también arroja datos preocupantes relacionados con los pasajeros. Seis de cada diez declara haberse subido en los últimos seis meses a un vehículo cuyo conductor ha consumido alcohol, y más del 30 por ciento lo ha hecho en un vehículo cuyo conductor ha consumido porros, cocaína o pastillas, entre otras sustancias.

Destaca el hecho de que un pequeño porcentaje de la población de Canarias de entre 18 y 50 años, entre un 1 y un 4 por ciento, consume porros, cocaína y pastillas, entre otras sustancias, de forma 'frecuente'.

El trabajo también señala que una parte de la población relativiza el consumo de alcohol como factor de alto riesgo (un 17% cree que esta sustancia apenas "aumenta algo" el riesgo) y que los amigos ven normal que se beba o consuma drogas aunque se tenga que conducir (16%).

Por último, también se pone de manifiesto la actitud de minorías muy significativas que declaran 'saber' lo que pueden consumir (13%), que se muestran seguros de sus límites (12%), conocen cómo contrarrestar los efectos de este tipo de sustancias y creen que por ello no tienen que acudir a la abstención absoluta (11%).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies