El Consorcio de Tributos de Tenerife da luz verde a un convenio con Hacienda para agilizar la gestión catastral

Pleno del Consorcio de Tributos
CEDIDA
Publicado 06/04/2018 18:49:20CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Consorcio de Tributos, órgano dependiente del Cabildo de Tenerife, celebró este pasado jueves el Pleno ordinario donde se aprobó un convenio con la Dirección General del Catastro que permitirá agilizar la gestión, además de tramitar los expedientes de declaración y la actualización de las descripciones catastrales, colaborar en tareas de notificación y atención al público.

El vicepresidente primero y responsable del Consorcio, Aurelio Abreu, manifestó que con este acuerdo, a las capacidades de gestión de la Gerencia Territorial del Catastro de Santa Cruz de Tenerife, "se añade la renovada aportación del Consorcio, siempre con la vista puesta en garantizar la continua actualización de la base de datos catastral, al servicio de la justicia tributaria, la suficiencia financiera de la Hacienda Local y de las del resto de Administraciones Públicas, y también de la seguridad jurídica de la propiedad inmobiliaria y de una creciente pluralidad de utilidades.

En este sentido, destacó la "sintonía y buena relación interadministrativa" mantenida con la Gerencia Territorial del Catastro de Santa Cruz de Tenerife, "fruto de la colaboración, demostrada eficacia, y alto índice de fiabilidad en el desarrollo a lo largo de más de 20 años de las tareas derivadas de la ejecución de los convenios de colaboración por parte del Consorcio".

Por medio de este acuerdo, que se aprobó por unanimidad con la presencia de los alcaldes de la isla, el Consorcio asumirá la tramitación, en régimen de encomienda de gestión, de los expedientes de declaraciones catastrales, tanto de alteraciones jurídicas de bienes inmuebles urbanos y rústicos, como de alteraciones físicas y económicas relativas a dichos bienes inmuebles.

Estos expedientes reflejarán en el Catastro las nuevas construcciones de inmuebles u otras alteraciones, tales como ampliaciones, demoliciones, agregaciones, agrupaciones, divisiones, derribos o cambios de uso.

Cuando se firme dicho convenio, el órgano podrá desarrollar, además de la tramitación de los expedientes de declaración catastral, las actuaciones de colaboración en la investigación encaminadas hacia la actualización de las descripciones sobre la base de un Mapa de Gestión.

El Consorcio de Tributos se comprometerá, además, a colaborar en las tareas de notificación y atención al público derivadas de los expedientes tramitados a partir de la entrada en vigor del convenio, y de cualquier procedimiento de valoración colectiva que pueda llevarse a cabo en la provincia tinerfeña.

Para la incorporación al Catastro de las actuaciones de gestión que realice el Consorcio, se utilizarán los últimos avances tecnológicos, que permitirán que éste tenga acceso telemático avanzado a las aplicaciones y los sistemas informáticos de la Dirección General del Catastro.

NUEVA OFICINA VIRTUAL DE RECAUDACIÓN (OVR)

En el Pleno también se aprobó el informe sobre el estado de la implantación del sistema software de Gestión Integral, que hasta el momento, ha supuesto destacadas mejoras, como será la próxima autoliquidación on line del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), así como la configuración del módulo de recursos y reclamaciones, que permitirá agilizar la resolución de estos expedientes, incluyendo los levantamientos de embargo.

Además, en las próximas semanas se pondrá en marcha la nueva Oficina Virtual de Recaudación (OVR), un nuevo canal de interrelación entre los ayuntamientos y el Consorcio.

A través de ella podrán consultar los terceros depurados en la base de datos del órgano, vinculados a la respectiva administración municipal, así como la situación de recibos y liquidaciones, datos de recaudación, encargar trabajos y otras muchas posibilidades que se irán implementando.

Su puesta en funcionamiento vendrá unida a un plan de formación de los usuarios municipales.

Para Aurelio Abreu, el Consorcio "es un ejemplo de transformación digital, que ha sustituido una aplicación informática tributaria, lo que es un proyecto extremadamente complejo, con escasas incidencias para ayuntamientos y contribuyentes, que ha normalizado la recaudación ejecutiva y que, a pesar del cambio, confía en incrementar la recaudación".