Constructores tinerfeños ven con "mucha preocupación" la falta de financiación de bancos y cajas en el sector

Asamblea de Fepeco.
CEDIDA.
Actualizado 28/12/2010 15:03:30 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los empresarios de la construcción tinerfeños ven con gran preocupación la actitud de las entidades bancarias y las cajas, que "mantienen una política muy restrictiva en materia de financiación a las empresas del sector, y en la concesión de créditos hipotecarios a las personas interesadas en adquirir una vivienda".

"Si la situación no se normaliza en 2011, no se puede esperar una recuperación en la demanda de vivienda, el consumo y la inversión empresarial", manifestó el presidente de la Federación Provincial de Entidades de la Construcción de Santa Cruz de Tenerife (Fepeco), Antonio Plasencia, en su intervención ante la Asamblea General Anual de la Federación.

En este sentido, según informa Fepeco en un comunicado, los bancos y cajas deberían hacer un esfuerzo especial por facilitar el crédito y no tratar a todos los empresarios del sector por igual. "Hay que decirlo alto y claro: quien ha hecho grandes a las entidades financieras de este país han sido los empresarios de la construcción. Pero ahora nos ven y nos tratan como a sus enemigos, y no se nos da crédito alguno. Y encima nos están haciendo una competencia desleal, creando empresas inmobiliarias para deshacerse de las viviendas que han tenido que quedarse como consecuencia de la crisis, y que ponen en el mercado con unos descuentos desorbitados y fuera de toda lógica de coste-beneficio", aseguró Antonio Plasencia.

Fepeco considera que los bancos y cajas españoles deberían dar los créditos que necesitan las empresas, como lo están haciendo las entidades financieras de Francia, Alemania o Italia. Y también el Estado, debería reducir el déficit público, pues muchos recursos de las entidades financieras españolas se están destinando a la compra de deuda pública, y no a dar crédito a las empresas y familias. "Es importante que las entidades financieras asuman su responsabilidad como instrumentos clave para poder empezar a salir de la crisis económica. Ellas tienen una alta cuota de responsabilidad en la generación de la crisis actual, y también tienen una gran responsabilidad para salir de ella", afirmó el presidente de Fepeco en la Asamblea.

AÑO MUY DIFÍCIL

La crisis económica que se inició en agosto de 2007, ha seguido golpeando con dureza al sector durante 2010. A pesar de ello, agrega Fepeco, la construcción sigue teniendo un peso muy importante en el conjunto de la economía canaria. "Pero la capacidad de aguante de los empresarios y empresas está llegando al límite", advierte.

El sector de la construcción en Canarias no presenta signos de mejoría, ni se ven motivos para esperar un relanzamiento importante de la actividad a corto plazo. Al contrario, "las noticias siguen siendo desalentadoras, tanto en lo relativo a la destrucción de empleo, como a los problemas financieros que afectan a las empresas, y a los importantes recortes presupuestarios en obras públicas y política de vivienda".

"Las cifras del desempleo son muy preocupantes. Detrás de los números hay personas que sufren, que ven pasar los meses y los años, y no hay trabajo ni futuro. A estas personas hay que decirles que si no se facilitan las cosas a las empresas, a los emprendedores, o a los autónomos, no se podrán crear los puestos de trabajo que se necesitan. No se puede seguir con leyes ni con trabas burocráticas que acosan a los que pueden crear riqueza. Y no se trata de problemas que solo afectan a grandes empresarios", aseguró el presidente de la patronal, que recordó "una vez más" que el sector de la construcción es el único capaz de crear con rapidez los miles de puestos de trabajo que demanda la sociedad canaria.

"Desde el comienzo de la crisis, Fepeco ha solicitado a las diferentes Administraciones que realicen planes de inversión en obras públicas y equipamiento social, para mantener la actividad de muchas pequeñas y medianas empresas constructoras, y se puedan mantener y crear más puestos de trabajo. Este tipo de obras genera mucho empleo, y pensamos que es mejor utilizar así el dinero que destinarlo a subsidios y subvenciones", añade.

Antonio Plasencia concluyó su intervención manifestando que "el canario nunca ha querido vivir de limosnas. Quiere ganarse el pan con su trabajo de una manera digna. Los empresarios y los trabajadores del sector queremos soluciones a los problemas planteados, y no luchas estériles y protagonismos personales de políticos que solo parecen preocupados por asegurarse el puesto en las próximas listas electorales. Esta crisis ha dejado claro que la Construcción es el motor de la economía canaria. Por eso, como portavoces del sector, desde Fepeco recordamos una vez más que nuestras empresas están dispuestas a crear mucho puestos de trabajo con rapidez, y pueden sacar a estas Islas de la crisis. Lo único que hace falta es valentía política para reconocerlo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies