El coste eléctrico del Consejo Insular de Aguas cae un 10%

Actualizado 11/05/2014 11:54:06 CET
Jesús Morales
Foto: CEDIDA

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 10 May. (EUROPA PRESS) -

   El nuevo contrato de media tensión del Consejo Insular de Aguas de Tenerife (Ciatf), dependiente del Cabildo, mejora el precio actual del kilowatio, y se ha adjudicado a Iberdrola generación por 4.098.585,46 euros y plazo de un año.

   El consejero de Aguas, Jesús Morales, explica en una nota que esto supone una disminución en torno al 10 por ciento del presupuesto base respecto a la licitación, lo que representa una mejora económica importante para el organismo y "para los usuarios a quien se les presta los servicios".

   Actualmente el Consejo Insular de Aguas es el principal consumidor de energía de la isla, debido a los sistemas comarcales de desalación, desalinización y depuración que gestiona, como la desaladora Adeje-Arona, las desaladoras portátiles de Güimar y del Polígono de Granadilla, las desalinizadoras de Altos de Icod, Cruz de Tarife, en La Guancha y Aripe en Guía de Isora, así como las depuradoras comarcales de Adeje-Arona, Valle de La Orotava y del Noreste o Valle de Guerra y las estaciones de bombeo asociadas a dichos sistemas de depuración.

   Morales apunta que se han presentado al Gobierno de Canarias dos proyectos de mejora de la eficiencia energética dentro del programa operativo FEDER de Canarias, concretamente del eje 4, transporte y energía.

   Uno de estos proyectos beneficiaría a la desaladora de agua de mar Adeje-Arona por un valor de 2.600.000 euros y el otro incluiría la instalación de bombas de alta eficiencia energética en las nueve estaciones de bombeo pertenecientes al sistema de depuración de Adeje-Arona, por un valor de 977.250 euros.

   El objetivo de estos proyectos se centra en reducir aún más los costes  energéticos, señala el consejero. Y eso es posible aumentando la eficiencia energética, mediante la renovación de las bombas para obtener un menor consumo específico que las actuales. En el caso de la desalación, en torno al 50 por ciento de los costes es consumo de energía, recuerda Morales.

   Una idea de lo importante que sería en eficiencia y por tanto en ahorro energético es la cantidad de toneladas de petróleo que se reduciría al año. Se estima en 339 toneladas para la desaladora, lo que representa un ahorro económico de 206.000 euros y de 25,7 toneladas o 25 por ciento de ahorro respecto del consumo actual en el caso de las estaciones de bombeo.

   Para Jesús Morales, no se trata solo de la implicación directa sobre el ahorro sino la indirecta sobre las emisiones de CO2 y la mejora de la huella de carbono. "Por ello volveremos a insistir ante al Gobierno de Canarias para conocer el estado de los mismos, dada la importancia que tiene para nosotros, y porque estos proyectos parten de la necesidad del propio Gobierno de ejecutar los fondos FEDER antes de diciembre del 2015", aclara.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies