Cristina Narbona recalca que el puerto de Granadilla debe ajustarse a las exigencias de la legislación europea

Actualizado 03/06/2006 22:01:00 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, recalcó ayer que la infraestructura portuaria que el Gobierno de Canarias pretende instalar en Granadilla, al sur de Tenerife, debe ajustarse a las exigencias de la legislación de la Unión Europea (UE).

Cristina Narbona presidió ayer la reunión de la conferencia sectorial de Medio Ambiente, que se terminó hoy en Santa Cruz de Tenerife, donde recordó que su departamento recortó hasta la tercera parte el proyecto inicial de Granadilla e instó al Gobierno de Canarias elaborar un paquete de medidas compensatorias y de acompañamiento.

La ministra explicó que en cuanto a la planta regasificadora en Arinaga, Gran Canaria, se encuentra en estos momentos pasando un trámite de impacto ambiental porque hay que tener "muy en cuenta" el lugar donde se ubican instalaciones de estas características. "El gas no contamina tanto como el carbón y el fuego, pero sí emite óxido de nitrógeno", destacó.

Medio Ambiente ha hecho una consulta formal al ministerio de Industria, que aún no ha contestado, para analizara la posibilidad de que la planta sea de of-shore para poner fin al procedimiento de impacto medioambiental. "Ahora esperamos el pronunciamiento de viabilidad" dijo.

Cristina Narbona adelantó que, próximamente, la comisión bilateral Canarias-Estado tratará la recuperación de espacios públicos y que todas las actuaciones que puedan realizarse en el litoral de las islas, como la demolición de construcciones ilegales, se procurará que se realice de forma concertada.

Aseguró, en este sentido, que el polémico hotel de El Médano, en el sur de Tenerife, se encuentra en una situación de "absoluta irregularidad".

La comisión sectorial que esta tarde inicia su primera sesión de trabajo abordará, entre otras cuestiones, el borrador del anteproyecto de Ley de Calidad del Aire que, previsiblemente hoy, se enviará al Consejo de Ministros para su toma en consideración, y que tiene como fin sustituir a la Ley básica, que data de 1972.

Inspirada por los principios de prevención a la contaminación atmosférica, la comisión sectorial analizará también el reglamento que desarrolla la Ley del Ruido, y de la que saldrá un mapa del ruido en España donde se identificarán las zonas con mayor o menos nivel de contaminación acústica, así como el proyecto del Real Decreto por el que se aprueba el reglamento para el desarrollo y ejecución de la Ley de Prevención y Control Integrados de la Contaminación.

Se repasará, también, el Real Decreto sobre reutilización de aguas residuales, ya que el vigente es de 1986. "Actualmente se pueden reutilizar 1.200 hectómetros cúbicos en España, pero no ha hecho", dijo Cristina Narbona, que avanzó que también se estudiarán los avances en la elaboración del Plan Nacional de Calidad de las Aguas, contrastando los informes de los directores generales de las comunidades autónomas para fijar una base común para establecer mecanismos de concertación entre el Estado y las autonomías y la nueva regulación normativa de las aguas subterráneas.

La ministra de Medio Ambiente explicó, por último, que la reunión abordará varias estrategias para la conservación del oso pardo en los Pirineos y la distribución de ayudas a las comunidades autónomas para la conservación de especies y de la protección del medio natural. Estas jornadas analizarán, igualmente, diversas actuaciones para evitar incendios forestales que "se han reducido notablemente en relación al año pasado".