El descubrimiento de lozas y alimentos en el barranco de Chinguaro (Tenerife) confirma la ocupación de los Menceyes

 

El descubrimiento de lozas y alimentos en el barranco de Chinguaro (Tenerife) confirma la ocupación de los Menceyes

Actualizado 18/09/2008 23:28:59 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los trabajos arqueológicos que se han realizado en el barranco de Chinguaro (Tenerife) han confirmado que dicho yacimiento estuvo ocupado por parte de los Menceyes de Güímar y sus familias, según ha informado el Ayuntamiento hoy en un comunicado.

El alcalde de Güímar, Rafael Yanes Mesa, acompañado por los concejales de Cultura y Hacienda, María Candelaria González Morales y Fernando Díaz Vilela, visitó la excavación para conocer de primera mano las primeras conclusiones, que serán presentadas al público en general próximamente.

Entre los resultados de la excavación destaca la verificación de que existió en las cuevas principales una gran hoguera fija, que fue descubierta en los trabajos de la doctora Jiménez Gómez hace años y que seguramente los guanches utilizaron con fines religiosos y mitológicos durante generaciones. Asimismo han aparecido centenares de restos de loza y alimentos usados por nuestros antepasados guanches en su ocupación del lugar.

Todos los expertos aseguran que los grupos de guanches que vivieron en Chinguaro, no lo hicieron solo en las cuevas que la población conoce por el hecho de haber albergado en su interior a la Virgen de Candelaria, sino que en las zonas aledañas existieron, y aún hoy existen, decenas de pequeñas cuevas que sirvieron de habitáculos, corrales y almacenes de alimentos.

Para el alcalde de Güímar, Rafael Yanes, este factor, unido a la reciente compra de terrenos por parte del Cabildo de Tenerife, el Ayuntamiento de Güímar y la Diócesis Nivariense, hacen que parezca "indispensable que la actual campaña arqueológica tenga una continuidad en un futuro próximo", de manera que se pueda conocer el contenido de las otras cuevas recientemente adquiridas.

Chinguaro, que posee la categoría de Bien de Interés Cultural, fue rehabilitado hace un año por un organismo tripartito formado por las administraciones antes nombradas, contribuyendo el Cabildo de Tenerife con un 80% del capital invertido, que fue de aproximadamente un millón de euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies