Desmantelan en Santa Cruz de Tenerife dos puntos de 'trapicheo' de hachís

Actualizado 21/08/2009 20:08:48 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

Dos puntos de venta de hachís --uno en el barrio de El Sobradillo y otro junto al antiguo cementerio de San Rafael y San Roque-- han sido desmantelados en Santa Cruz de Tenerife tras la detención de dos traficantes de 33 y 25 años después de que interviniésen en el lugar el servicio de paisano de la Unipol de la Policía Local de la capital tinerfeña.

El primero de los detenidos fue identificado como F.J.G.A., de 33 años de edad, quien según consta en las diligencias policiales suministraba diversas cantidades de hachís a personas que se le acercaban a cambio de dinero. De hecho, este servicio policial de paisano responde a las conversaciones mantenidas con vecinos de la zona de El Sobradillo que han denunciado el habitual tráfico de estupefacientes en los alrededores de la plaza Siete Islas.

Una vez localizado el presunto vendedor, se siguió a las personas que compraron diversas cantidades de hachís, fueron interceptadas por otra dotación de la Unipol y se les intervino la droga. Además de levantar las oportunas actas por esta infracción, reconocieron a la persona que les había suministrado el hachís.

A continuación, los agentes procedieron a la detención de F.J.G.A. interviniéndole, tras un cacheo superficial, un total de 10 láminas de hachís.

El segundo servicio se realizó en los alrededores del antiguo cementerio de San Rafael y San Roque, donde también constaban quejas de los vecinos de este punto de la capital por tráfico de drogas. Agentes de paisanos durante más de dos horas realizaron un seguimiento a M.S.D., de 25 años de edad, y comprobaron distintas transacciones con personas que se acercaban a pie hasta este lugar e incluso algunos que acudían en sus vehículos para adquirir esta sustancia estupefaciente.

El punto en el que se movía el detenido, en compañía de dos menores de edad para tratar de disimular, es un parque con diversos módulos de juego infantil que existe en los alrededores. En cuanto se hicieron todas las comprobaciones pertinentes, un equipo de la Unipol entró en la zona peatonal aledaña y detuvieron al joven. Al arrestado se le intervinieron tres láminas de hachís y a los compradores una quincena de trozos de distintos tamaños.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies