Detenido por proxeneta el propietario de un puticlub del Puerto de la Cruz

Actualizado 02/02/2006 13:02:14 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Brigada de Extranjería y Documentación del Cuerpo Nacional de Policía detuvo en el Puerto de la Cruz a I.R.G., de 48 años de edad, acusado de inducir, promover, facilitar y lucrarse de la prostitución.

La intervención policial comenzó cuando una joven de 18 años se dirigió a un coche patrulla, y llorando manifestó a los agentes que era obligada a prostituirse. Una vez en comisaría, dijo que era rumana y que otra mujer, a la que conocía por ser vecinas del mismo barrio de la ciudad de Sapoca, le había propuesto trabajar en España, de camarera en un restaurante de Barcelona.

Ante las buenas perspectivas económicas que le ofrecieron, se dirigió con la mujer en coche hasta la frontera con Hungría, que cruzó clandestinamente hasta ser recogida en otro coche, de matrícula rumana, propiedad de un amigo de la mujer.

Los tres juntos llegaron a Barcelona, donde le quitaron el pasaporte con la excusa de que podría perderlo, y se alojaron en un apartamento de Blanes. Ya de noche, se dirigieron a un local que ella creía restaurante, aunque se trataba de un local de alterne en el que la obligaron a prostituirse bajo amenaza de muerte.

El 3 de enero viajaron hasta Tenerife, donde también fue obligada a prostituirse en un local de alterne del Puerto de la Cruz. En la madrugada del 30 de enero aprovechó un descuido de su paisana, que la vigilaba, y logró escapar.

Estuvo deambulando por el Puerto de la Cruz, hasta que se decidió a parar el coche policial. Fue atendida por el Dispositivo de Asistencia y Emergencia de Mujeres del Gobierno de Canarias.

El propietario del local de alterne fue detenido y pasó a disposición judicial, junto con las diligencias instruidas.