Detienen a tres personas por un delito de robo con fuerza en un bar de Las Palmas de Gran Canaria

Móvil de uno de los detenidos
CEDIDA
Publicado 22/01/2016 10:30:21CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas, dos jóvenes de 19 años de edad, uno de ellos con antecedentes policiales, y un hombre de 30 años de edad y con numerosos antecedentes policiales por delitos similares, como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en un bar del barrio de Schamann en Las Palmas de Gran Canaria.

Los agentes se trasladaron a la zona, después de que una llamada al 091 del propietario del bar informara de los hechos, en concreto, alertando de que alguien había entrado en su establecimiento, según informó la Policía Nacional en nota de prensa.

El propietario indicó a los agentes cómo, tras haber cerrado el local, sorprendió a un individuo vestido con chaqueta negra, agachado cerca de la puerta, por donde presuntamente había accedido forzando la puerta de acceso. Sin embargo, al verse sorprendido, el supuesto autor huyó pero se le cayó el teléfono móvil.

Además, otro testigo que pudo ver los hechos, informó a los agentes que eran tres hombres los que habían huido en un coche gris de pequeñas dimensiones. Sin embargo, tras cometer el robo, los presuntos autores de los hechos acudieron a la Comisaría de Distrito Centro de Las Palmas de Gran Canaria para interponer una denuncia por un supuesto robo con violencia sufrido en el que les habían sustraído el móvil.

Seguidamente, los agentes policiales mostraron el teléfono recuperado en el bar al denunciante, que lo reconoció sin ninguna duda, y finalmente los individuos fueron detenidos como presuntos autores de un delito de robo con fuerza.

En cuanto al turismo, reconocido por el testigo, se encontraba en las inmediaciones de la Comisaría donde habían acudido a denunciar y en el interior del mismo localizaron dos destornilladores y una chaqueta negra.

Durante la detención, uno de los hombres afirmó haber entrado en el bar pero negaron haber robado. "Hemos entrado en el bar pero no hemos robado nada, así que no nos pueden hacer nada", dijo.

De todos modos, los agentes gracias a las gestiones policiales realizadas posteriormente, pudieron comprobar la presunta implicación del detenido en otro hecho similar cometido en noviembre.

Por último, tras instruir el correspondiente atestado policial, los detenidos pasaron a disposición de la Autoridad Judicial competente, que decretó el ingreso en prisión de uno de ellos y la libertad con cargos del resto.