El dique de San Andrés demuestra su eficacia ante un nuevo mar de fondo

Publicado 27/04/2016 16:13:40CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El dique de San Andrés, actualmente en su fase final de ejecución, demostró nuevamente en el día de ayer su eficacia en la protección del citado enclave costero de Santa Cruz al resistir los fuertes embates de un mar de fondo que, por sus características, es de los que históricamente más daño han causado al barrio.

Según una nota de Puertos de Tenerife, la resaca del Sur-Sureste de hasta dos metros, con un periodo de ola asociado de 16 a 20 segundos, ha descargado su fuerza contra el dique causando una leve afección en su morro, zona que precisamente en estos días iba a protegerse con los bloques de hormigón que ya cubren el resto de la construcción.

De hecho, los 330 metros longitudinales restantes que dan forma prácticamente a la totalidad de la protección no experimentaron daño alguno al encontrarse resguardados por dichas unidades construidas al efecto en el puerto tinerfeño.

El mar de fondo que azota la zona comenzó a manifestarse en la tarde del pasado lunes y aún hoy sigue presente. Es por ello que las obras han debido paralizarse momentáneamente, a la espera de que mejoren las condiciones marítimas.

Una vez retomadas, sólo restará para su conclusión proteger los últimos treinta metros del dique exento con bloques de hormigón, previa retirada del material que se haya podido desprender a causa del oleaje.

No obstante, siempre al albur de las condiciones del mar, la obra verá ligeramente retrasada su finalización en el mes de mayo, inconveniente que se ve subsanado por el hecho de que su efectividad ya resulta más que satisfactoria para todos los implicados e interesados en su consecución, señala la Autoridad Portuaria.