El director de Protección Civil pide a los conductores que actúen con precaución en situaciones de alerta

Actualizado 19/03/2007 17:05:23 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director insular de Medio Urbano, Paisaje y Protección Civil, Jorge Bonnet, pidió este lunes a los ciudadanos que actúen con precaución ante situaciones de alerta por mal tiempo y no de forma insolidaria. Se refirió así al hecho de que este lunes la Guardia Civil tuvo que rescatar a unas doce personas que se quedaron atrapadas en el Parque Nacional del Teide, al que entraron a pesar de que las carreteras estaban cerradas al tráfico.

Jorge Bonnet recordó que las carreteras de acceso al Teide por Vilaflor, La Orotava y La Esperanza todavía están cortadas. Además informó de que según el Instituto Nacional de Meteorología, la predicción para las próximas horas es de 30 milímetros cúbicos por hora, hasta las 00:00 horas de hoy. El Gobierno de Canarias informará a las 18:00 horas si mantiene el nivel de alerta actual o no, aunque lo más probable es que permanezca hasta mañana por la noche. No obstante, hay una nueva situación de prealerta por fenómenos costeros adversos.

Según el consejero insular de Carreteras, Lorenzo Dorta, las incidencias más notables que se han producido afectaron al norte de Tenerife. Con cortes por desprendimiento en el kilómetro 44 de la carretera de San Juan de la Rambla, lo que aumentó el volumen de vehículos que circulaban por la carretera de La Guancha, provocando "casi una hecatombe".

También enumeró algunas inundaciones de tierra y agua en Aguagarcía, Portezuelo y El Calvario. Mientras en la carretera entre Santiago del Teide y El Tanque, la TF-82 hay cuatro kilómetros de desprendimientos en el borde de la vía, que no han provocado cortes pero si han obligado a los conductores a circular más despacio. Los desvíos más importantes de las guaguas de Titsa fueron originados por una inundación, ya resuelta, en la estación de La Laguna.

Dorta lamentó igualmente, que muchas personas hayan pasado por alto las recomendaciones del Cabildo y los cortes en la carretera, provocando situaciones de peligro.

Por su parte, el responsable del Consejo Insular de Aguas, José Joaquín Bethencourt, declaró que la mejora en las infraestructuras hidráulicas llevadas a cabo tras la riada del 31 de marzo de 2002, ha permitido que los barrancos "se hayan comportado con normalidad absoluta". Sin problemas también en el área metropolitana, gracias, según el consejero, a los efectos beneficiosos de las obras elaboradas por Metropolitano de Tenerife.

Si se han registrado efectos perniciosos en algunas fincas cercanas a pequeños barrancos afluyentes de otros grandes barrancos de la comarca de Acentejo, la más afectada por las lluvias, que en alguno de sus municipios recibió hasta 200 litros por metro cuadrado.

Desde Emergencias se informó de que los bomberos realizaron 42 servicios: 30 para achicar agua, tres para limpiar la calzada, tres por desprendimientos de fachada y otros seis por otras intervenciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies