La estabilización de constantes y las condiciones meteorológicas no se "conjugaron" para el traslado del bebé

 

La estabilización de constantes y las condiciones meteorológicas no se "conjugaron" para el traslado del bebé

Martín Marrero
CEDIDA
Actualizado 14/03/2013 17:25:45 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Gobierno de Canarias, Martín Marrero, ha afirmado que el traslado del bebé fallecido de Tenerife por una cardiopatía congénita no se efectuó por no conjugarse dos condiciones imprescindibles para un traslado sanitario, que son estabilización de las constantes vitales y la no existencia de condiciones meteorológicas que pongan en peligro la vida del paciente.

"El Gobierno expresa su pesar a los familiares y allegados del bebé por esta muerte producida como consecuencia de una dolencia que padecía", dijo durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Aquí, destacó que hay que tener en cuenta que los traslados, con carácter general, tanto a la península como entre islas se efectúan por indicación médica. "A partir de esa indicación --agregó-- se tienen que dar dos condiciones, que no son descartables".

"Una es la estabilización de las constantes vitales del paciente y la otra es la no existencia de condiciones meteorológicas que puedan poner en peligro su vida durante el traslado", aseveró.

Marrero apuntó asimismo que tras la indicación médica, hay que esperar a que estas dos circunstancias se conjuguen y que cuando se dan es cuando se producen los traslados.

"En este caso, desgraciadamente, no se cumplió esta pauta general. De ahí que el asunto derivara en ese desgraciado final", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies