Un estudio de CEOE-Tenerife concluye que casi el 80 por ciento de las empresas canarias destinan recursos a la formación

Actualizado 28/12/2006 21:00:09 CET

LAS PALMAS (EUROPA PRESS)

Un estudio encargado por CEOE-Tenerife sobre Estructuración y descripción de la formación continua, que involucró la participación de 383 empresas y 286 proveedores de formación, concluye que cerca del 80 por ciento de las empresas de las islas "mantienen o incrementan el presupuesto destinados a la formación continua". En cambio, el informe destaca que existe un divorcio entre la oferta formativa de la región y las necesidades de las empresas, por lo que sugiere la formulación de un plan de adecuación para impartir acciones de formación centrado en la "armonización de los intereses sociales y del tejido productivo".

El análisis revela que, "en la actualidad, existe un elevado número de proveedores de formación continua y una gran variedad de oferta formativa", lo que lejos de ser una ventaja, crea dificultades. "Esta conjugación crea problemas de transparencia que afectan al conocimiento y acceso de la formación, así como su idoneidad y calidad".

La oferta de formación resulta así "asimétrica", pues presenta un "notable" crecimiento en relación a la demanda de las empresas, que tiene a decrecer, "y en la propia distribución de la oferta: excesiva concentración en algunas áreas como idiomas, calidad o medio ambiente y con déficit en otras de mayor demanda, como I+D, producción y mantenimiento, entre otras".

La situación requiere la "integración en líneas directrices sustentadas en análisis rigurosos, actualizados y fiables en materia de adecuación de las infraestructuras y recursos disponibles al contexto formativo".

El estudio revela también que "cerca del 50 por ciento de las entidades canarias destinan más de un 30 por ciento de sus recursos a la formación, lo que indica que el nivel de inversiones es bastante adecuado". Además, un "alto porcentaje de entidades realizan planificaciones periódicas previas al diseño de programas formativos, lo que redunda indudablemente en la mejora de los diseños de programas formativos".

El informe señala que cerca de la mitad de las entidades canarias desconoce cuáles son los problemas para desarrollar programas formativos en su seno, "lo que incide en el desenvolvimiento de la actividad".

La dispersión geográfica de las empresas en las islas "representa un obstáculo importante, junto con la dificultad para adecuar la oferta formativa existente a la demanda del tejido empresarial".

Los problemas relacionados con los programas de formación a distancia están centrados en relación con el uso y aplicación "de las nuevas tecnologías y el grado de conocimiento de las mismas de los destinatarios, así como los desarrollos que se requieren para poner en marcha estas actividades".

El diseño del plan de adecuación debe resolver el triple reto de "adaptar la oferta formativa a las demandas reales de las empresas y de los trabajadores y abrir el acceso a la formación a un mayor número de personas, desarrollar sistemas integrados y coordinados de formación y cualificación profesional, impulsando medidas que sirvan para articular los dispositivos del sistema y mejorar la calidad de la oferta de formación".

Los objetivos específicos del plan incluyen la delimitación de las actividades y procesos de formación con desajustes en la oferta formativa impartida en los últimos años y contemplar el análisis evaluativo de las infraestructuras y recursos formativos actualmente disponibles en el sistema de Formación Profesional (FP).

Además, el plan debe contener un análisis anticipado de la oferta y demanda de formación en un horizonte temporal de "al menos" tres años y tiene que elaborar un informe de recomendaciones en forma de plan estratégico de actuaciones a corto y medio plazo "para el desarrollo y puesta en marcha de las estrategias necesarias para garantizar la cobertura de las necesidades de las dotaciones requeridas en materia de formación".

Otras recomendaciones del estudio incluyen la necesidad de formar a empresarios y trabajadores en aspectos que exigen las nuevas normativas en calidad, prevención de riesgos laborales y protección del medio ambiente, difundir la modalidad de los cursos semipresenciales o a distancia entre las empresas "para flexibilizar la oferta" y establecer una oferta continuada en el tiempo de cursos, "estructurada por niveles y con duraciones cortas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies