Un experto afirma que "débiles" redes en Canarias no están preparadas para absorber la electricidad de parques eólicos

El Experto Gonzalo Piernavieja En Su Conferencia En El Museo Elder En Las Palmas
CEDIDA POR EL GOBIERNO DE CANARIAS.
Actualizado 10/04/2010 20:34:50 CET

Piernavieja cree que Canarias puede convertirse en un laboratorio para desarrollar actuaciones pioneras en el nuevo paradigma energético

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El director de la División del I+D del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), Gonzalo Piernavieja, afirma que las "débiles redes eléctricas" en las islas "no están preparadas para absorber la electricidad que generan los parques eólicos o las instalaciones solares fotovoltaicas".

El experto ofreció anoche la conferencia 'Canarias y el futuro de la energía: hacia un modelo sostenible' en el Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología de Las Palmas de Gran Canaria, centro adscrito a la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias.

Esta conferencia se enmarca en el ciclo Canarias eléctrica que ha puesto en marcha el museo y en el que destaca la exposición Canarias eléctrica, iluminación, arte y sociedad 1850-2010, comisariada por Jonathan Allen, informa el Ejecutivo regional en un comunicado.

Con esta conferencia, Gonzalo Piernavieja pretende exponer la situación actual, así como los retos y las oportunidades que se presentan para Canarias en la búsqueda de un modelo energético sostenible.

El experto aseguró que "el archipiélago canario sufre las consecuencias de cualquier otra región insular carente de recursos energéticos convencionales (fósiles) y no conectada a redes continentales".

Así, citó la total dependencia energética del exterior, importante peso del sector transporte --tanto marítimo como terrestre-- y de la electricidad en la demanda de energía primaria, suministro de combustibles exclusivamente por vía marítima y, por lo tanto, excesiva vulnerabilidad frente a crisis energéticas.

"El hecho insular supone, además, la existencia de sistemas eléctricos aislados, que en el caso de Canarias son muy difíciles de interconectar, debido a las considerables profundidades existentes entre islas", apuntó.

PANORAMA ENERGÉTICO "SINGULAR"

En su intervención expuso que "en la actualidad, el panorama energético canario es especialmente singular: seis sistemas eléctricos aislados, Lanzarote y Fuerteventura están interconectadas eléctricamente mediante un cable submarino, una única empresa generadora de electricidad, de manera convencional, es decir, quemando combustibles fósiles.

Así como una todavía incipiente implantación de tecnologías de energías renovables, que contrasta con el enorme potencial de recursos renovables (sobre todo eólicos y solares) existentes en las islas.

"El bajo nivel de desarrollo de estos sistemas limpios de producción de electricidad --continuó-- se debe al hecho de que los sistemas eléctricos canarios son sistemas aislados, en los que la electricidad que se demanda debe producirse en la propia isla, no existiendo, por ahora, la posibilidad de que esta demanda se cubra a través de otra vía externa".

"Este condicionante crítico tiene numerosos inconvenientes, que suponen una barrera al desarrollo inminente de tecnologías basadas en el aprovechamiento de las energías renovables", apuntó.

De este modo, se refirió a las "débiles redes eléctricas que no están preparadas para absorber la electricidad que generan los parques eólicos o las instalaciones solares fotovoltaicas que, además, presentan los inconvenientes de su fluctuación y su intermitencia en la producción de energía y, por tanto, no se ajustan de la manera deseable a la demanda en cada momento", aseveró Piernavieja.

"ELEVADO" NIVEL DE PROTECCIÓN DEL TERRITORIO

Por otro lado, en su opinión, la escasez de territorio y su elevado nivel de protección ambiental provocan que la planificación de futuras infraestructuras energéticas (nuevas centrales térmicas con combustibles más limpios como el gas natural, instalaciones de energías renovables y líneas de transporte) sea un proceso especialmente complejo.

Agregó que, "en general, la planificación del sector energético canario supone un importante reto tecnológico, administrativo, económico y social".

Sin embargo, en la revolución energética que vive la sociedad actual, marcada por una necesidad creciente de reducir las emisiones que causan los combustibles fósiles, se presentan "interesantes oportunidades para Canarias".

"Nuestro archipiélago, debido a sus peculiares condiciones, puede convertirse en un laboratorio real para el desarrollo de actuaciones pioneras dentro del nuevo paradigma energético", advirtió.

De este modo, aludió a "experiencias novedosas en generación distribuida, en integración masiva de energías renovables en redes eléctricas (incluyendo almacenamiento de energía) y en transporte o movilidad sostenible, con la inminente llegada de vehículos cada vez menos contaminantes, como los eléctricos o los híbridos enchufables".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies