Un experto asegura que Canarias está amenazada por el descenso de precipitaciones y el aumento del nivel del mar

 

Un experto asegura que Canarias está amenazada por el descenso de precipitaciones y el aumento del nivel del mar

Actualizado 24/07/2006 22:00:10 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Canarias sufrirá los efectos del cambio climático como el resto del planeta y las consecuencias de ello, "serán el descenso de precipitaciones y el aumento del nivel del mar", afirma Luís Balairón , jefe de Servicio de Predicciones del clima del Instituto Nacional de Meteorología.

Conocer las particularidades de los efectos del cambio climático en los ambientes insulares, así como la atenuación de los impactos y la adaptación de los sistemas ambientales, son los objetivos que plantea esta semana el curso de la Universidad de verano de La Gomera, bajo el título 'Cambio Climático en territorios insulares: impactos, atenuación y adaptación.'

El año 2005 ha sido el más cálido en los últimos ciento cincuenta años, según datos de la NASA, y la ola de calor este año se prevé también muy fuerte. Las predicciones más pesimistas hablan de un aumento de las temperaturas entre cuatro y seis grados para el 2100, si se mantienen los índices en aumento de población, energía y desarrollo económico en el mundo. Para el jefe de Servicio de Preediciones del clima del Instituto Nacional de Meteorología el problema es que "si la temperatura cambia bruscamente, los seres humanos no tendremos capacidad de adaptación".

En cuanto a la supervivencia de especies, el especialista añade que "el Garajonay no tendría porqué salir perjudicado porque sus especies vegetales son de un periodo cálido. Sin embargo, entre las especies animales morirán más especies que nacerán y en este sentido, las ranas y los anfibios son las que más peligro corren por la intoxicación medioambital"

Un cambio climático extremo hizo que los dinosaurios desaparecieran de la tierra hace 65 millones y que los humanos se desarrollaran. Sin embargo, afirma Luis Balairón "el riesgo mayor de ahora es un rápido retroceso glacial y eso si es una catástrofe para los seres humanos".

La Comisión Europea de Medio Ambiente ha iniciado una campaña para implicar a los ciudadanos en la lucha contra el cambio climático. El lema es "Baja. Apaga. Recicla. Camina".

Bajar la temperatura de la calefacción en nuestras casas un grado puede reducir la factura entre un 5 y un 10% y evitar hasta 300 kilos de dióxido de carbono por hogar al año. Apagar cinco luces en pasillos y habitaciones supondría gastar 60 euros menos al año y ahorrar 400 kilos anuales de CO2. Reciclar una lata de aluminio implica ahorrar un 90% la energía necesaria para hacer una nueva y 9 kilos de CO2 por cada kilo de aluminio. Y apostar por caminar en todas las distancias que lo permitan, porque por cada litro de comestible que quema el motor de un coche se libera una media de 2,5 kilos de C2, uno de los gases más influyentes en el calentamiento global del planeta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies