La familia Kiessling dice que en Tenerife "no hubo ningún freno" para instalar el Siam Park

 

La familia Kiessling dice que en Tenerife "no hubo ningún freno" para instalar el Siam Park

Wolfgang Kiessling, Antonio Morales y Christoph Kiessling
EUROPA PRESS
Publicado 20/06/2017 14:31:45CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El dueño de Loro Parque en Tenerife y promotor del Siam Park en el sur de Gran Canaria Wolfgang Kiessling y su hijo Christoph Kiessling han señalado este martes que en Tenerife "no hubo ningún freno" para hacer el Siam Park de esta isla.

Así lo ha manifestado Christoph Kiessling, que aseguró que en la isla vecina "no" tuvieron problemas para invertir en el parque, por contra a los que les está sucediendo en Gran Canaria donde el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana aún no les ha concedido la licencia para la canalización en una parcela de El Veril, que adquirieron hace unos años.

Christoph Kiessling señaló, en rueda de prensa, que el Siam Park previsto para Gran Canaria constaría, según el proyecto inicial, de un hotel de cuatro estrellas familiar y el parque, para lo que hay previsto una inversión de más de 100 millones de euros y la creación de más de 500 puestos de trabajo.

Añadió que el parque estaba proyectado como el más novedoso, al ralentizarse el proceso, afirmó que se ha "tardado tanto tiempo que las novedades se han ido", si bien aseguró que trabajarán para plantear nuevas cuestiones. Así, expuso que la inversión realizada hasta el momento en este proyecto es superior ya a los 10 millones de euros.

Por esto y por la ilusión puesta en el proyecto, aseguró Wolfgang Kiessling, aún luchan por sacar adelante el Siam Park en el sur de Gran Canaria. "Hemos pensado tantas cosas pero hay tanto invertido, tanta ilusión por nuestra parte", admitió y agregó que de "dos a tres años se tendrá ese gran parque".

EL SIAM PARK DEPENDE DE SAN BARTOLOMÉ DE TIRAJANA

Asimismo, Wolfgang Kiessling matizó que, por parte del Cabildo, el "camino está libre de obstáculos" para poder iniciar la obra, por lo que todo "depende ahora del Ayuntamiento" de San Bartolomé de Tirajana que es quien debe darles la licencia para realizar la canalización del parque y, posteriormente, la licencia de obra.

"Estamos confiados de que eso se arreglará también dentro de pocos días. Mi agradecimiento a todos los que han hecho un esfuerzo para liberar ese camino que estaba lleno de piedras y hoy en día podemos mirar con confianza en un futuro", dijo.

Al respecto, el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha querido dejar patente que la institución insular sí apoya este proyecto por lo que puede suponer para la economía de la isla. "Hemos apoyado siempre este proyecto y lo seguiremos apoyando", afirmó.

En este sentido, criticó que el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, después de "ocho meses" de que se solicitara la licencia de canalización para el parque, cuestiona al Cabildo si es necesario o no la calificación territorial del suelo a pesar, matizó, de haber "dos informes" que recogían que "no era necesaria la calificación territorial" porque parte de la canalización se realizará en suelo rústico pero se optó por ello para dar "mayor garantía".

Sin embargo, y con el fin de que se agilizara el proceso, el Cabildo recomendó a la familia Kiessling que solicitaran la calificación territorial de la zona a la institución insular, algo que realizaron el pasado martes, 13 de junio, y que se le ha entregado este martes, 20 de junio.

Por ello, consideró Morales que "ya no hay ninguna justificación" más por parte de San Bartolomé de Tirajana para no conceder la licencia de canalización. "En estos momentos solo dependemos del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, en estos momentos y desde hace ocho meses", apuntilló.

El Siam Park de Gran Canaria está considerado como 'estratégico' por el Gobierno de Canarias y de 'interés' por el Cabildo. Además, apuntaron que el proyecto le supondría al Ayuntamiento 2 millones de euros más la licencia de obra. Respecto a la ejecución de la canalización, una vez le concedan la licencia, sería de un plazo de tres meses, mientras que las obras del parque --cuando le otorguen la licencia de obra-- tardarían unos dos años y medio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies