Finaliza la restricción del consumo de agua en Los Llanos de Aridane (La Palma)

Grifo, agua
EUROPA PRESS
Publicado 13/08/2016 11:30:33CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El agua de abastecimiento público en Los Llanos de Aridane no contiene cadmio y es apta para el consumo humano, tal y como certificaban anoche los análisis realizados por triplicado en diferentes puntos de distribución de la red en Argual y que han sido verificados por tres laboratorios independientes que confirman que los parámetros del agua municipal se encuentran dentro de la normalidad.

Una ligera alteración en los niveles de metales en el agua de abastecimiento público detectados en un chorro público en la zona del Llano, en el barrio de Argual, provocó que el Ayuntamiento emitiera este jueves un bando mediante el que restringía con carácter temporal el consumo de agua del grifo, recomendando a los vecinos el uso de agua embotellada para beber y cocinar hasta nuevo aviso.

El concejal responsable de Aguas, Mariano Hernández, ha destacado en una nota las gestiones realizadas y el trabajo de los responsables de los laboratorios encargados de certificar en un tiempo "récord" el error inicial de medición que hacía saltar las alarmas en el municipio, tras detectar la presencia de cadmio en los controles periódicos de metales que cada año se realizan en la red municipal.

El edil lamentó las molestias que la restricción hubiera ocasionado a la población y a pesar de los inconvenientes generados mostró su satisfacción por los resultados de las pruebas, que "reiteran, una vez más, la calidad del agua pública con la que cuenta el municipio de Los Llanos de Aridane".

ABASTECIMIENTO LAS MANCHAS

Por otro lado, Mariano Hernández ha indicado que desde el Ayuntamiento también se trabaja "contra reloj" en la subsanación definitiva del problema de elevación de agua que están sufriendo algunos vecinos de la zona de Las Manchas debido a los fallos técnicos que se han generado estos días en la bomba que eleva el agua desde el Callejón de la Gata hasta Fátima, con la consecuente merma del caudal de agua.

En este sentido, ha valorado el esfuerzo "titánico" de los fontaneros que están intentando normalizar esta situación con los medios a su alcance y estabilizar en la medida de lo posible el potencial de agua elevada para garantizar el consumo a los vecinos de la zona, a los que igualmente agradeció la paciencia mostrada hasta el momento.

El edil ha señalado que dado que el Ayuntamiento no cuenta con bombas alternativas para afrontar este tipo de averías, se ha iniciado el proceso de contratación para la adquisición de un nuevo sistema de elevación tanto para Las Manchas como para el depósito de Hermosilla-Pino Santiago que permita afrontar las averías y fallos técnicos con operatividad.

"De esta manera, en futuras ocasiones evitaremos recurrir a soluciones parciales y propias de épocas remotas como las que actualmente estamos aplicando, basadas en el esfuerzo humano y el ingenio de los operarios del servicio municipal que están elevando agua en la medida de sus posibilidades y no acorde a la demanda de la zona, con el perjuicio que ello genera a los vecinos", concluyó el edil.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies