El Fiscal del TSJC cree que Esteban Bethencourt cometió un delito de malversación de caudales públicos

Actualizado 16/09/2006 14:00:12 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Fiscal Jefe del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), Vicente Garrido, cree que el diputado y alcalde de Coalición Canaria (CC) de Valle Gran Rey, Esteban Bethencourt, cometió un delito de malversación de caudales públicos en 1999 por cobrar dietas sin justificar por valor de 30.471,31 euros. Garrido alude al artículo 432 del Código Penal que puede conllevar una petición de prisión de entre 3 y 6 años y de inhabilitación de 6 a 10 años. Esteban Bethencourt sostuvo que "no ha habido menoscabo económico alguno" al devolver a la Tesorería de la Corporación 24.246,29 euros.

La sesión celebrada ayer en la Sala Penal del TSJC estuvo destinada a fijar las imputaciones tras publicarse el auto de la magistrada, Margarita Varona, en el que se deduce que, tras las diligencias practicadas, que los hechos imputados a Bethencourt pueden constituir un delito de malversación de caudales públicos.

La intervención del Ministerio Fiscal, ejercida por Vicente Garrido, se centró principalmente en las conclusiones del informe de fiscalización del Ayuntamiento de Valle Gran Rey del ejercicio 2002 de la Audiencia de Cuentas. En dicho informe, las dietas e indemnizaciones analizadas se extienden desde 1999 hasta 2002.

Garrido dijo que el alcalde, "con la intención de enriquecerse ilícitamente a costa del erario público municipal", cobró en concepto de dietas y gastos de desplazamiento la cantidad de 38.638,59 euros, "sin que en ningún caso justificase la razón, necesidad o utilidad del desplazamiento efectuado. En todo caso le fueron abonados un total de 338 días al 100 % de la dieta por gastos de manutención ascendiendo a la cantidad de 30.471,31 euros cuando, en todo caso, debieron ser 179 días al 100% de la dieta y 64 días al 50% de la dieta debiendo haber ascendido a 19.022,03 euros".

El Fiscal Jefe del TSJC dijo también que, en el mismo periodo, Bethencourt en su condición de diputado "percibió del Parlamento 1.120.000 pesetas (6.731,34 euros)" por asistencia y dietas, "con el persistente ánimo de injusto enriquecimiento en perjuicio del Ayuntamiento" ya que "percibió del referido Ayuntamiento las cantidades que le correspondían por desplazamiento en los días que había asistido al Parlamento".

Garrido concluyó su intervención con la afirmación de que "los hechos anteriores merecen la consideración legal de un delito de malversación de caudales públicos del artículo 432 del Código Penal", lo que puede conllevar la petición de pena de prisión de entre 3 y 6 años y de inhabilitación de 6 a 10 años.

Este caso surge como consecuencia de una querella presentada, a finales de 2002, por el portavoz municipal del PSC, Alberto Roldán, quien sostiene que la malversación se eleva a la cantidad de 50.382, 84 euros. Roldán considera que el periodo malversado se produjo desde octubre de 1998 y diciembre de 1999.

Esteban Betancourt sostuvo que "no ha habido menoscabo económico alguno" al haberse procedido a ingresar las cantidades "respecto a las que se había detectado un error administrativo". El primer ingreso se hizo el 7 de julio de 2005 por un valor de 9.465,95 euros. El segundo pago se produjo el 25 de abril de 2006, "como consecuencia de las conclusiones" de la Audiencia de Cuentas. Según la Audiencia, agregó, había un "descuadre" de 16.121,95 euros y el alcalde devuelve 10.003,64 euros. El tercer pago de 4.776,70 euros se hizo el 26 de abril de 2006.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies