El gasto del Fogasa en prestaciones asciende a 6,3 millones hasta febrero

Actualizado 05/04/2012 15:00:58 CET

MADRID/LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El gasto en prestaciones del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), organismo encargado del pago de salarios e indemnizaciones a los trabajadores de empresas en concurso o insolventes, alcanzó los 233,8 millones de euros en los dos primeros meses del año, un 30 por ciento más que en el mismo periodo de 2011, y del total 6,3 millones fueron a parar a Canarias, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

De esta cuantía, casi 77,5 millones de euros correspondieron al pago de salarios, un 18,2 por ciento más que en los dos primeros meses de 2011, mientras que 156,3 millones se dedicaron al pago de indemnizaciones, con un repunte del 36,7 por ciento.

Hasta febrero, el Fogasa abonó 95,6 millones de euros, un 25,6 por ciento más, en prestaciones derivadas de ejecuciones laborales, en las que se incluyen los salarios e indemnizaciones pendientes de pago motivados por la declaración de insolvencia provisional o definitiva de las empresas.

Por su parte, el organismo dedicó algo más de 82,1 millones, un 14 por ciento más que hasta febrero de 2011, a prestaciones derivadas de procedimientos concursales (salarios e indemnizaciones fruto de la suspensión de pagos, quiebra y concurso de empresas, así como procedimientos transnacionales).

Asimismo, destinó 56,06 millones de euros, un 77 por ciento más, a pagar las indemnizaciones que son de su responsabilidad directa y para las que no se requiere la declaración de insolvencia o concurso de la empresa. En este apartado se incluye parte de las indemnizaciones por despido procedente o extinción colectiva en empresas de menos de 25 trabajadores asignadas por la última reforma laboral.

UN 40% MÁS DE BENEFICIARIOS

Según los datos del Ministerio, un total de 42.056 trabajadores percibieron prestaciones en los dos primeros meses, un 40 por ciento más que en igual periodo de 2011, y los expedientes resueltos afectaron a 19.419 empresas, lo que supone un incremento del 44,5 por ciento sobre enero-febrero de 2011.

Entre los perceptores de las prestaciones abonadas por el Fogasa hasta febrero, el 25,7 por ciento pertenecían a la construcción, con 10.840 beneficiarios, mientras que el 21,4 por ciento trabajaban en los otros servicios (8.994), el 18,1% en la industria manufacturera (7.610 beneficiarios), y el 9,9 por ciento en el comercio mayorista y minorista y reparación de vehículos a motor (4.175).

CATALUÑA Y ANDALUCÍA, A LA CABEZA

Las comunidades autónomas que absorbieron la mayor parte de las prestaciones del Fogasa hasta febrero fueron Cataluña (61,5 millones), Andalucía (27,2 millones), País Vasco (24,4 millones), Comunidad Valenciana (23,8 millones), Madrid (18,08 millones) y Castilla y León (11,9 millones).

Le siguieron las regiones de Castilla-La Mancha (10,6 millones), Galicia (10,1 millones), Aragón (10,01 millones), Asturias (7,3 millones), Canarias (6,3 millones), Murcia (6,08 millones), Baleares (3,7 millones), Extremadura (3,5 millones), Cantabria (3,2 millones), Navarra (3,04 millones), La Rioja (2,06 millones), Ceuta (322.200 euros) y Melilla (279.700 euros).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies