El Gobierno de Canarias traslada 400 huevos de tortuga boba a Gran Canaria y Fuerteventura para su incubación

Actualizado 16/09/2006 18:00:11 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, acompañado por el consejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial, Domingo Berriel, y la viceconsejera de Medio Ambiente, Milagros Luis Brito, trasladó ayer a la Playa de Cofete, en la Costa de Barlovento (Fuerteventura), dos nidos completos de 200 huevos de tortuga boba (Caretta caretta), a fin de contribuir a la reintroducción de esta especie en la fachada sur atlántica de la Unión Europea.

Los nidos, que serán enterrados en esta playa para su incubación natural y estudio de posible reproducción, forman parte de un grupo de seis nidos completos de 600 huevos procedentes de la Isla de Boavista (Cabo Verde). De éstos, una parte se destinará a las instalaciones del Instituto Canario de Ciencias Marinas, en Taliarte (Gran Canaria) donde serán incubados artificialmente, y otra a la Estación Biológica de Doñana, en Sevilla.

Estos traslados se enmarcan en el proyecto en el que el Gobierno de Cabo Verde, el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Fuerteventura y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria trabajan desde hace varios años, destinado a estudiar la posible reintroducción de las tortugas Caretta caretta en las Islas Canarias orientales, con el objetivo de reestablecer en el medio natural de su antigua área de distribución una población reproductora de Caretta caretta viable y autosuficiente.

Este proyecto ya ha incluido la formación de un equipo de técnicos y voluntarios canarios en Cabo Verde, quienes durante los últimos tres años han hecho un seguimiento de la puesta y eclosión de huevos en las playas de este archipiélago. Además, esta actuación forma parte del desarrollo de un Estudio de Viabilidad de la Caretta caretta con el que se pretende obtener información sobre la especie, el hábitat y los posibles cambios frente a nuevas amenazas, costos y beneficios, y disponibilidad de ejemplares para la suelta y de la población donante.

Entre los objetivos del Estudio de Viabilidad se encuentra evaluar los efectos del traslado de huevos a larga distancia y los resultados de su incubación paralela en una playa y en laboratorio, así como establecer los criterios de actuación en su caso, para el proyecto de reintroducción.

La tortuga boba, especie protegida en España desde 1973, es una de las especies de reptiles incluidas en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Durante los últimos años se ha hecho un gran esfuerzo tendente a asegurar la conservación de la superficie posible de hábitat adecuado para la recolonización por la especie mediante la creación de una serie de Espacios Naturales Protegidos con hábitat costero.

Destacan por su importancia los Parques Naturales de las Dunas de Corralejo e isla de Lobos y Península de Jandía en Fuerteventura, los Islotes del norte de Lanzarote y Riscos de Famara en Lanzarote. Sin embargo las áreas protegidas más importantes son los LIC (Lugares de Interés Comunitario) marinos creados en todas las islas, con características singulares de variabilidad para su uso por las poblaciones de tortugas bobas juveniles en su periplo transatlántico.

En la segunda línea de actuación, se han desarrollado actos divulgativos sobre la tortuga boba en colaboración con diversas instituciones, en el marco de varias campañas de sensibilización sobre la especie, además de la recuperación cada año de centenares de tortugas enfermas o heridas que llegan a nuestras islas.

Finalmente sobresalen los estudios promovidos por el Gobierno de Canarias y la República de Cabo Verde sobre el status e historia de la extinción de la especie en Canarias y la biología y ecología de la especie en Cabo Verde.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies