Goirigolzarri ve "titubeante" la salida de la crisis de España

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia
BANKIA / YOUTUBE
Actualizado 20/11/2014 23:21:28 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, considera que la salida de la crisis de España está siendo "titubeante", aunque sí destacó que el país está mostrando "un claro cambio de signo".

En este sentido, y durante una conferencia en el periódico Canarias7, se mostró completamente reticente a conformarse con lo conseguido hasta ahora y ha pedido que cale en la sociedad española que el principal reto es la mejora "constante de la competitividad".

"Ésto no nos ha tocado en una tómbola sino que ha sido por el esfuerzo de muchas personas. Pero sería un error caer en la autocomplacencia, porque existen muchos problemas en los que tenemos que concentrar nuestros esfuerzos. Como el paro, para lo que necesitamos un crecimiento grande y sostenido en el tiempo, que pasa por seguir mejorando la competitividad y mejorar las balanzas exteriores", sostuvo ante una sala plagada de autoridades políticas y empresarios canarios, entre los que estuvieron el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, o el del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna.

Además, resaltó que la dificultad aumenta dado que hay "regiones saliendo a velocidades muy, muy diferentes, como es el caso de Estados Unidos y Europa". Al respecto, dijo que la situación actual de ralentización en la recuperación de Europa tiene que ver con que "ni se gobernó ni se ha gobernado con unidad" en su conjunto.

Para el presidente de Bankia la "austeridad" fue "necesaria" porque dada esa gobernanza autónoma de cada país "no había otra salida", aunque analizó que un problema adicional ha sido que estos recortes no han ido acompañados por "la inversión de los países que se lo podían permitir".

Sobre España, insistió en que está ante un "claro cambio de signo en los últimos trimestres", que también está produciendo una "claro cambio en el mercado de trabajo". "Estamos mucho mejor que hace año y medio pero la competitividad es una carrera permanente. Y si no, lo que nos espera son crecimientos cortos, bajos y vulnerables", aseveró.

Entre las tareas a las que considera España debe consagrarse, destacó la reducción de la deuda externa neta, que actualmente es parecida al PIB. Esto produce y producirá, sostuvo, una "limitación a nuestro crecimiento si no damos signos de que podemos reducirlo". "Es absolutamente fundamental afrontar ese reto, mejorar nuestro equilibrio externo", remarcó.

Pronosticó también que los crecimientos del PIB de los países europeos van a ser "escuetos", lo que junto a los tipos en el entorno del 0 dificultarán a la banca mejorar su rentabilidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies