El hotel que gana el primer caso de falsas intoxicaciones cree que sienta "precedente" y que "hay que seguir luchando"

Publicado 12/07/2017 17:14:46CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El gerente de HD Hoteles, Armando Rodríguez, la cadena que ha ganado el primer caso de denuncia falsa por una intoxicación alimentaria, se ha mostrado convencido de que esta decisión judicial sentará "precedente" jurídico, aunque cree que "hay que seguir luchando" para acabar con este negocio fraudulento de "más de 50 millones de libras en 2016".

Rodríguez explicó, en declaraciones a Europa Press, que son "varios los casos de reclamaciones injustificadas" que están sufriendo especialmente los complejos de todo incluido. "Entre las leyes de paquetes combinados y la Ley Jackson de Reino Unido, que permite a los clientes denunciar una supuesta intoxicación sin certificarla, sin justificarla o sin haber reportado nada durante su estancia, se ha ido generando un gran problema", explicó.

HD Hoteles, que tiene cuatro hoteles en Canarias --varios en régimen de todo incluido--, ha luchado junto al touroperador Thomas Cook contra los clientes que están siendo incitados a denunciar por este tipo de "granjas de reclamaciones".

"Al principio parecía que fuera una guerra con los touroperadores, porque ellos eran los que podían descontar cantidades a los hoteles por cualquier reclamación, aún sin acuerdo, pero finalmente todos hemos entendido que era una batalla en la que teníamos que ir juntos, porque afecta a la imagen del destino y, de no resolverse, puede acabar en restricciones al turismo británico", reconoció.

Así, destacó el compromiso de las autoridades españolas en resolver el problema, destacando el apoyo del Gobierno a través de sus varios ministerios, así como de la Delegación del Gobierno en Canarias. "Hay que ir de la mano, ha sido un año de trabajo en el que hemos aprendido que todo el sector debe ir de la mano. Al final es una lucha de todos", apuntó.

Aún con este avance, Rodríguez explicó que falta que las leyes británicas cambien, pues "no podemos pensar que por una sentencia en la que el falso denunciante tenga que pagar algo más de 4.000 libras esto va a acabar". "Hace falta el nuevo decreto en Reino Unido y seguir luchando", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies