El incendio de Granadilla afecta a 350 hectáreas de pino y matorral y se trabaja ahora en la fase de control

Visita a la zona del incendio
CEDIDA
Publicado 11/04/2018 17:46:13CET

GRANADILLA (TENERIFE), 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Cabildo de Tenerife ha dado por estabilizado el incendio forestal de Granadilla que se inició en la noche del pasado domingo en el entorno del Paisaje Lunar y ahora se trabaja para controlar el perímetro, de casi 10 kilómetros.

Los efectivos movilizados por el Cabildo, más de un centenar de personas entre personal propio de las brigadas forestales y de otras administraciones, están centrados en intentar controlar el siniestro, que afecta a unas 350 hectáreas de pinar y matorral.

En las tareas de extinción interviene personal de las brigadas forestales del Cabildo, de la Unidad Militar de Emergencia, así como efectivos de la Guardia Civil, de la Policía Local de Granadilla y una brigada del Cabildo de Gran Canaria, mientras que este miércoles han trabajado en la zona tres helicópteros del Gobierno de Canarias.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso; el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo; el vicepresidente y consejero de Medio Ambiente del Cabildo, José Antonio Valbuena; el subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz, acompañado por los responsables de la UME, y los alcaldes José Domingo Regalado (Granadilla), Agustina Beltrán (Vilaflor) y Elena Fumero (Arico) han visitado este miércoles el operativo de extinción.

Carlos Alonso indicó que el fuego "ya está estabilizado, pero no quiere decir que esté controlado, está perimetrado y las brigadas forestales del Cabildo están actuando para enfriar las zonas del perímetro, de manera que se puede seguir con la siguiente fase, que sería la del control".

Alonso agradeció la colaboración se ha recibido de todas a las administraciones.

"Hemos contado con recursos tanto del Gobierno de Canarias, que ha suministrado sobre todo soporte logístico y la capacidad aérea para extinguir el fuego, como del Gobierno del Estado, que ha prestado colaboración con los medios terrestres de la UME de Tenerife, Gran Canaria y Sevilla. Además, el Cabildo de Gran Canaria, que ha desplazado a equipos terrestres que ha ayudado a los refrescos de los brigadistas", destacó.

LOS HELICÓPTEROS HAN SIDO SUFICIENTES

Asimismo, el presidente del Cabildo destacó la colaboración de los tres ayuntamientos "que han actuado de forma coordinada y con criterio técnico".

Fernando Clavijo indicó que hay que "felicitar" a los equipos que han estado trabajando durante estos tres días y que continúan haciéndolo.

"Ha sido una labor dura, con condiciones complicadas de viento que no nos han permitido controlar el incendio. Vamos a continuar con estas labores con el fin de tenerlo controlado lo antes posible", indicó.

Cuestionado por la presencia de los hidroaviones, Clavijo indicó que se solicitaron el lunes y desde el Ministerio accedieron a la petición, pero no pudieron volar por las condiciones meteorológicas que había en Madrid.

En ese sentido, indicó que "han estado trabajando cuatro helicópteros del Gobierno de Canarias en las labores de extinción y los técnicos indican que han sido suficientes".

Por su parte, José Antonio Valbuena incidió en que no ha habido afectación ni a las personas ni a las viviendas, que son las prioridades, y se ha trabajado de forma intensa en las labores de contención para que afectase lo menor posible al monte".

Ahora, dijo, "está estabilizado y los equipos están trabajando en tareas de control y enfriamiento".

LA GUARDIA CIVIL INVESTIGA EL ORIGEN DEL FUEGO

El consejero de Medio Ambiente recalcó también que no ha habido ningún incendio reciente con estas condiciones, "en las que ha habido problemas de accesibilidad por lo escarpado del terreno, con pendientes de más del 40 por ciento y a una altitud cercana a los 2.000 metros, y con vientos que imposibilitaban las tareas de extinción".

Guillermo Díaz Guerra señaló el apoyo prestado por la UME con los destacamentos de Tenerife, Gran Canaria y Sevilla, así como los diferentes grupos de la Guardia Civil, que ya se están encargando de la investigación del incendio.

"Ha sido un trabajo intenso, con despliegue de más de 800 metros de mangueras para poder atacar el fuego por las dificultades que presentaba el terreno", al tiempo que destacó la coordinación entre todas las administraciones.