Intersindical Canaria recuerda a Zapatero que tener territorio de ultramar no le legitima a discriminarlo

Actualizado 16/07/2009 20:31:13 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Intersindical Canaria (IC) ha querido a través de un comunicado recordar al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, "que su conveniencia de poseer un territorio en ultramar como Canarias no le legitima en derecho internacional para imponer un trato discriminatorio frente a los habitantes de las comunidades continentales españolas como Cataluña o Euskadi".

La organización se expresó así tras el acuerdo en el Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado ayer y por el que afirmó que "el pacto sobre financiación autonómica remarca el trato desigual y discriminatorio para Canarias" del nuevo modelo al tiempo que indica que el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha confirmado su filosofía "entreguista y mendigante" tras practicar "un vergonzante coge el dinero y corre".

Para el sindicato, el reparto subscrito para la financiación autonómica, a corto plazo, dejará al archipiélago en similar situación a la ahora existente. "La distribución de carácter igualitario entre las diferentes comunidades autónomas y Canarias, proclamado por el Gobierno del PSOE, parte de un error de principios y conceptos: no cabe el argumento de reparto simétrico entre comunidades cuando se parte de una situación de desventaja geográfica y con unos indicadores socioeconómicos alarmantemente sostenidos que sitúan al archipiélago como un territorio no homologable a ninguna de las comunidades españolas", explican en un comunicado.

IC señala además que los canarios continúan hoy "en caída libre en cuanto a desempleo, protección social, peores salarios, condiciones laborales y economía sumergida, además de un nivel de pobreza que continúa extendiéndose como una mancha de aceite".

SECULAR SUBORDINACIÓN A MADRID

"El vergonzante 'coge el dinero y corre', practicado por Paulino Rivero y su Gobierno durante las negociaciones y firma del acuerdo con el Estado no hace sino confirmar la filosofía entreguista y mendigante que caracterizan a las relaciones bilaterales de Gobierno canario con el español, habiéndose malogrado una oportunidad única para establecer el comienzo de una relaciones entre iguales entre Canarias y España que pueda librar al archipiélago de la secular subordinación a Madrid".

Por otra parte, indica Intersindical que el argumento del presidente del Gobierno de Canarias de considerar como asumible el acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera, utilizando como pretexto la ampliación presupuestaria asignada a través del ITE, "es en realidad una operación estética que no modifica la mediocridad e insolvencia del acuerdo al no formar parte del actual contexto de negociación".

Además expone en la nota que "falta ahora por ver si el criterio establecido como principio del acuerdo entre el Estado y Canarias para destinar el 80 por ciento del presupuesto a la financiación de los servicios públicos fundamentales --sanidad, educación y prestaciones sociales--, va a ser cumplido por el Gobierno canario, o contrariamente, como es habitual, va a ser engañosamente derivado mediante las concertaciones a los sectores privados, manteniendo las actuales carencias de la sanidad y la educación pública, principalmente".

"Por lo pronto, ya sabemos que cerca de la mitad de la asignación presupuestada para el año 2009, será el equivalente a la mitad del pago que el Gobierno tendrá que realizar por la sentencia del denominado 'caso Tebeto', todo un ejemplo del nulo rigor con el que el Gobierno canario gestiona lo público frente a las pretensiones de los sectores empresariales privados que le ningunean. Son circunstancias éstas que también restan argumentos y capacidad de presión al Ejecutivo canario frente a su homónimo español", resumen.

A LA DERIVA

El actual debate social, a juicio de IC, sobre las ventajas o inconvenientes del acuerdo económico para la financiación de las Comunidades Autónomas, no debe de hacer olvidar la corresponsabilidad del actual pacto de Gobierno del CC y el "díscolo" PP, en la situación de "crack social" que padecen las islas. "Este Ejecutivo incide en una política de palabrería y teóricas medidas anticrisis que contrariamente en colaborar a remontar la actual desmembración socioeconómica, ahonda en la misma, demostrándose el total fracaso de aquellas acciones que, en solitario o con la complicidad de algunos agentes sociales, ha elaborado", afirman con rotundidad.

En esa misma línea, IC afirma que "el Pacto Social por la Economía y el Empleo --otro más integrado por retales de pactos anteriores sin cumplir--, esconde el intento desesperado de toma de oxigeno de un Gobierno incapaz y timorato que quiere dar la impresión de generar iniciativas de beneficio social pero que nada positivo aportan para salir del actual agujero en el que se encuentran las islas, pero especialmente los trabajadores como sector social duramente castigado por la actual crisis capitalista y el desigual e injusto reparto de la riqueza que el gobierno de CC y PP promueven entre los canarios".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies