Los jóvenes apelan a "cambiar formas de pensar" para luchar contra la violencia de género

Publicado 24/11/2017 13:39:35CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alumno de ESO del IES La Laboral, Ángel Ramos, ha apelado este viernes a "cambiar formas de pensar" entre los jóvenes para combatir la violencia contra las mujeres, resaltando que "los celos" no son "muestras de amor".

Ramos, que ha intervenido en el acto institucional organizado por el Gobierno de Canarias con motivo del 'Día contra la Violencia de Género', ha confesado que en el propio instituto, la calle o el tranvía, se ven escenas de maltrato hacia la mujer, y ha defendido "la educación" como vía para alcanzar la igualdad entre ambos sexos.

En esa línea, ha comentado que "controlar" las redes sociales de la pareja, su forma de vestir o con quien sale también "son formas de maltrato", dejando claro que en el plano sexual, "cuando una chica dice no, es que no".

Ha animado a "denunciar" cualquier caso de maltrato y no "a utilizar la fuerza", porque eso ahonda en la idea en los "prejuicios" de la debilidad de la mujer. "No hay que tomar la justicia por nuestra mano, hay que confiar en ella", ha apuntado.

Para Ramos, la violencia contra la mujer "ocurre a diario", tanto de manera "sutil como escandalosa" y de ambas manera "igual de injusta", y por ello, ha defendido que los chicos también eligen la igualdad.

El presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, ha mostrado su "esperanza" en que los jóvenes de hoy "hagan las cosas mejor" que su propia generación, y de hecho, ha resaltado que las campañas de los últimos años del Instituto Canario de Igualdad han ido dirigidas a ellos.

Clavijo ha mostrado su "enérgica repulsa" a la violencia de género y el "inquebrantable compromiso" de su Ejecutivo por lograr su "erradicación", con una determinación firme y del "día a día", que pasa por mejorar las políticas de prevención, educación, sensibilización y ayuda a las víctimas.

RECHAZO GENERAL A LOS AGRESORES

Ha dicho que los "atentados" contra la dignidad de las mujeres "descalifican" a la sociedad, y como quiera que se trata de un "problema conjunto" de todos, ha reclamado un "rechazo general" para los agresores.

El presidente ha destacado la firma del pacto de estado contra la violencia de género "al margen de intereses personales y políticos", y ha abogado por "empoderar a la juventud" para ir caminando hacia la igualdad y el respeto mutuo.