Las listas de ingresos en centros asistenciales del Cabildo no se harán públicas

Actualizado 11/11/2006 21:00:04 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las listas de ingresos en centros asistenciales dependientes del Cabildo de La Palma continuarán siendo privadas, tras desestimar el pleno la moción presentada por el Grupo Popular en la sesión del viernes. Populares y socialistas votaron a favor, mientras el equipo de gobierno nacionalista la rechazó, argumentando que "las listas de personas admitidas o excluidas no pueden hacerse públicas porque atentan contra la ley de protección de datos".

El pleno debatió varias mociones, presentadas por los grupos Popular y Socialista. El portavoz de los conservadores, Manuel Pérez Rocha, defendió la necesidad de hacer públicas las referidas listas, tanto de solicitantes como de admitidas.

Los populares consideran que el cumplimiento del principio de transparencia es fundamental en cualquier institución, y para ello "es imprescindible establecer sistemas que permitan al ciudadano consultar cuantas actuaciones se lleven a cabo en cualquiera de los ámbitos de gestión pública".

Mejor suerte corrió otra de las propuestas del PP, relativa a solicitar al Servicio Canario de Salud (SCS) medidas eficientes que permitan disminuir de manera efectiva las listas de espera en la isla, que fue aprobada por unanimidad.

Según datos recientes del SCS, el número de pacientes en la lista de espera quirúrgica en el Hospital General de La Palma asciende a 1.295, y de ellos, 545 pacientes desde hace más de seis meses.

Otras dos mociones del PP fueron aprobadas, alusivas a la construcción de una glorieta en la carretera general del norte, y a la concesión, por parte de la institución que preside José Luis Perestelo, de la "Medalla de Oro" de la isla al popular grupo musical "Taburiente".

Asimismo, los ediles cabildicios aprobaron por unanimidad una moción del Grupo Socialista solicitando la redacción con urgencia del proyecto técnico de asfaltado del viario de acceso de Santo Domingo a San Antonio de las Cabezadas, en Garafía.

Por el contrario, los socialistas se quedaron solos en la defensa de una segunda propuesta, en la que demandaban la retirada de las lápidas de rito fascista de todos los Bienes de Interés Cultural (BIC) restaurados, así como de aquellos otros con expediente en curso.

El Grupo Popular consideró que este debate está superado y "no interesa a los palmeros", mientras que Coalición Canaria señaló que estas placas "glosan a dictadores, por lo que las rechazamos, pero la ley no permite intervenir a esta institución en su retirada". Los nacionalistas adujeron también, para justificar su voto negativa a la moción, que sólo existe una placa en un BIC, concretamente en una ermita de El Paso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies