López Aguilar dice que protestas de norte de África "desmontan" prejuicio de que Islam es incompatible con la democracia

López Aguilar presenta el programa para las europeas
Reuters
Actualizado 04/03/2011 16:50:58 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Delegación Socialista Española en el Parlamento Europeo y ex secretario general del PSC-PSOE, Juan Fernando López Aguilar, ha asegurado este viernes que las protestas en el norte de África "desmontan" el prejuicio de la derecha de que el Islam es incompatible con la democracia.

"Estos acontecimientos desmotan un prejuicio propagado por la derecha y por la extrema derecha, que asola Europa, y es que el Islam es incompatible con la democracia. No es verdad, estos movimientos democráticos están siendo agitados pro la propia ciudadanía de países que han estado sometidos a regímenes totalitarios, dictaduras o sistemas políticos despóticos", dijo.

Aquí, matizó que esta protesta se está haciendo desde dentro, por lo que estos movimientos no obedecen a ningún impulso exterior ni son consecuencia de la presión de ningún interés externo al de esas propias sociedades.

López Aguilar apostó así por una política exterior europea y de seguridad común y por un espacio de libertad, justicia y seguridad, que es una gestión común de fronteras a través de las cuales se da acceso a un espacio de libre circulación de personas.

"Desde el primer minuto --añadió-- la Comisión de Libertades, Justicia e Interior se puso en marcha y organizó una sesión extraordinaria que arrojó una serie de conclusiones que son importantes desde el punto de vista a los desafíos a los que tenemos que enfrentarnos con toda probabilidad".

DESAFÍOS PLANTEADOS

Para el socialista, estos desafíos humanitarios que ya están planteados y arrojan lecciones relevantes para Canarias, que es una comunidad "siempre sensible" al manejo de los flujos migratorios en su calidad de frontera exterior de la UE y región ultraperiférica.

De esta manera, de dicha Comisión se extrae que es imprescindible reformular la política de vecindad en el área mediterránea; que hay que exigir el refuerzo de todos los instrumentos disponibles para la gestión de los flujos migratorios y para la atención de su dimensión humanitaria, además del relanzamiento de los paquetes de asilo y de inmigración.

También apuntó que el Parlamento Europeo exige que se debería llenar de contenido la cláusula de solidaridad que está en el Tratado de Lisboa y que dice que ningún país puede ser abandonado a su suerte cuando tiene que hacer frente al impacto de flujos migratorios inesperados o de demandas cuantiosas de asilo y refugio como consecuencias de emergencias humanitarias no previsibles.

Asimismo, entendió que la UE tiene que hablar con una sola voz y un mensaje único en la comunidad internacional, y de forma especial en las Naciones Unidas. "La UE --añadió-- apoya las resoluciones adoptadas en los últimos días por Naciones Unidas, que supone ordenar la congelación de los bienes de la dictadura libia en la UE, el embargo de cualquier tipo de armas al régimen libio, la congelación de visados y el apoyo a la corte penal internacional".