López Aguilar llama al PSOE a restaurar el diálogo y urge a debatir sobre el 'No' a Rajoy

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

López Aguilar llama al PSOE a restaurar el diálogo y urge a debatir sobre el 'No' a Rajoy

Juan Fernando López Aguilar
REUTERS
Publicado 02/10/2016 16:01:03CET

Insiste en el 'No' a Rajoy "con todas las consecuencias" Dice que ayer observó "con tristeza" la "podemización" de una parte del PSOE

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

El eurodiputado Juan Fernando López Aguilar ha hecho un llamamiento al socialismo para restaurar el diálogo y ha urgido al PSOE a debatir sobre el 'no' a la investidura de Mariano Rajoy o la abstención, mostrándose partidario de la primera opción.

Así lo puso este domingo de manifiesto en unas declaraciones a Europa Press en las que agregó que durante la jornada de ayer votó que no era el momento de celebrar unas primarias y un congreso en el PSOE e hizo especial hincapié en que votó en contra de un calendario, no contra Pedro Sánchez ni la Ejecutiva.

"Ayer vivimos una jornada dramática. Urgí una y otra vez a que fuésemos capaces de tender un puente de entendimiento para acordar el procedimiento y, sobre todo, el debate político, que discutiéramos de política y que pudiéramos discutir racionalmente con argumentos contrapuestos qué hacer ante la indefinición de la gobernación nacional", dijo.

Aquí, el canario lo tuvo muy claro. "Hay que votar 'No' a Rajoy --aseveró--. 'No' incondicionalmente y con todas las consecuencias. Esto quiere decir que ninguna concesión a la abstención porque ni Rajoy ni el PP la merecen y no han hecho nada para corregir los abusos de su mayoría absoluta ni su ciénaga de corrupción, ni han ofrecido derogar ni enmendar sus propias leyes abusivas y que atropellan los derechos sociales".

En este sentido, López Aguilar entendió que este asunto ['No' o 'abstención] hay que debatirlo y que "lamentablemente" durante el comité federal del partido de este sábado no se pudo hacer. "Ayer no hubo respeto y, por lo tanto, no hubo posibilidad de un debate político", expuso.

APUESTA POR EL NO PERO LOS QUE DEFIENDEN LA ABSTENCIÓN "MERECEN SER ESCUCHADOS"

"Yo hubiera sostenido el 'No' a Rajoy frente a compañeros como Josep Borrell que abogan por la abstención desde el minuto uno porque piensan que es un mal menor con argumentos racionales que merecen ser escuchados, que son opuestos a los míos pero que merecen respeto", comentó el socialista.

Asimismo, hizo especial hincapié en que lo que ocurrió este sábado en Ferraz fueron 13 horas de discusión "agónica" y a "gritos", de desentendimiento y de confrontación "total" en la que López Aguilar urgió varias veces a que se 'parara el reloj' para que los asistentes se dieran un tiempo de "enfriamiento" para buscar un procedimiento del que el PSOE saliera "reunido y vivo".

Además, entendió que los socialistas, en medio de la crispación reinante en el comité ayer no estaban en condiciones de votar ni de acatar el resultado, pero que la Ejecutiva saliente impuso que se votara sobre su propio guión del orden del día mientras muchos discutían que la propia Ejecutiva tuviera derecho a estar allí o que tuviese derecho a votar. "No era mi caso", matizó.

VOTÓ CONTRA UN CALENDARIO, NO CONTRA PEDRO SÁNCHEZ NI LA EJECUTIVA

"La Ejecutiva impuso que se votara su único punto en el orden del día --continuó--, que era la propuesta de que hubiese primarias en 20 días y un congreso en 30. Eso fue lo único que se votó. Voté no, pero ese voto no es contra Pedro ni contra la Ejecutiva, sino contra una convocatoria de un congreso en 30 días que no creo que resuelva los desafíos que tiene el partido en estos momentos de ideas, de proyecto o de un liderazgo relanzado hacia el futuro para que el PSOE vuelva a ser lo que siempre ha sido".

Para el eurodiputado, "en ningún caso" esto supone que se niegue la voz a la militancia o que se niega la democracia, ya que todos los socialistas han asumido que ya no hay liderazgo en el PSOE que no descanse sobre el voto directo a los militantes.

Añadió del mismo modo que este voto directo tiene que producirse en unas condiciones que hagan posible un mensaje respecto al futuro de la formación, así como un debate de ideas y de proyectos o estilos, algo que bajo su punto de vista no se puede hacer en 20 días y con el partido en una clara confrontación que debe ser solucionada antes.

"Voté contra un calendario que racionalmente sostengo no es lo que conviene al partido en estos momentos y me negué a firmar una moción de censura que se puso en marcha en caliente como protesta y que reunió la firma de la mitad de los miembros del Comité. Fue una respuesta en caliente a la imposición de la Ejecutiva de votar el orden del día sin un debate previo", apuntó.

LAMENTA LA DIMISIÓN DE LA EJECUTIVA

Al final, López Aguilar explicó que lo único que se votó fue lo que quiso la Ejecutiva, cuya propuesta fue derrotada, lo que conllevó la dimisión de la misma. "Lo cual lamento --expuso-- porque nunca debimos haber llegado a ese punto, debimos evitarlo entre todos".

"Y ahora hago un llamamiento a todo el partido a restaurar el respeto mutuo, la capacidad de diálogo la contraposición de argumentos y a cesar en esta espiral de banalización infantilizante que han sido los ataques en las redes sociales de unos socialistas contra otros socialistas", declaró.

"PODEMIZACIÓN DE UNA PARTE DEL PSOE"

Se refirió aquí a las acusaciones que desde la misma calle Ferraz se escucharon de 'traidores', 'golpistas' o 'fascistas' en los escraches formados por "cuadrillas que evidentemente estaban organizadas por Podemos para hacerle daño al PSOE".

"Ayer observé con enorme tristeza lo que se puede calificar como 'podemización' de una parte del PSOE. Escraches, gritos, una asamblea desordenada donde había respeto mutuo ni se podía usar la palabra sin increpaciones. Es responsabilidad de todos reconducir esta situación cuanto antes", remarcó.

López Aguilar rechazó de esta manera los intentos por "podemizar al PSOE y al debate socialista". "El PSOE nunca ha sido así", aseveró al tiempo que recordó que la formación no es un partido en el que se exige una adhesión inquebrantable a un líder aunque haya asuntos que discutir.

"No es verdad que haya un gobierno alternativo de izquierdas en el Congreso. Ni dan los números ni políticamente es posible. El acuerdo PSOE-Podemos es absolutamente legítimo si se dan los mimbres. Sumando los votos con Podemos son 155 frente a 169 de PP y C's, que han dicho que votarán que 'No' a cualquier cosa en la que esté Podemos. Por lo tanto no es verdad que haya un gobierno alternativo. No es verdad aunque se negocie", insistió.

Finalmente, el canario reiteró que el PSOE tiene que ir al 'No' a Rajoy con todas las consecuencias y prepararse para unas terceras elecciones en diciembre que, dijo, es lo que quiere el PP.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies