Más de 66.000 desempleados se benefician de los programas destinados a la inserción laboral

Actualizado 25/01/2006 13:13:30 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Más de 66.000 desempleados de la Comunidad Autónoma de Canarias se beneficiaron en 2004 de los programas destinados a la inserción laboral cofinanciados por el Fondo Social Europeo. La Consejería de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias gestionó 95,2 millones de euros con los que se desarrollaron una decena de programas.

Los últimos datos disponibles por este departamento autonómico sobre la ejecución de los programas cofinanciados por el Fondo Social Europeo, destinados a promover la inserción laboral de los parados y a apoyar iniciativas empresariales, corresponden al ejercicio económico de 2004.

Estas líneas de actuación se incluyen en el Programa Operativo Plurirregional, en el Programa Integrado de Canarias 2002-2006 y en el II Plan Integral de Empleo de Canarias 2002-2006. Con el primero de estos programas se desarrollaron ocho proyectos de los que se beneficiaron 40.950 parados o se desarrollaron iniciativas de vinculadas con las administraciones locales.

Entre las más importantes destacan los 38,2 millones de euros que se invirtieron en colaboración con ayuntamientos y cabildos. No obstante, por el volumen de beneficiarios, resaltan las 29.272 personas que obtuvieron estos fondos para realizar actividades vinculadas con la búsqueda de empleo, la información y la orientación en el mercado laboral.

Sin embargo, el segundo montante económico más importante invertido en este programa ascendió a la cantidad de 34,4 millones de euros, que se utilizaron para las escuelas taller, casas de oficios y talleres de empleo, a las que asistieron 3.464 desempleados.

Con el Programa Operativo Integrado de Canarias 2002-2006, se invirtieron 2,5 millones de euros que se emplearon en la modernización de las organizaciones públicas y privadas, que favorezca la creación y la estabilidad en el empleo. Esta línea de intervención se complementó con otra inyección financiera de dos millones de euros que se utilizaron en actividades destinadas a combatir el paro prolongado. Con este programa, en su conjunto se pudieron beneficiar a 25.597 personas.