Mauricio refuerza la coordinación de las consejerías con Economía para conseguir una mejor gestión

Actualizado 04/08/2006 14:00:01 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA , 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Hacienda del Ejecutivo autonómico, José Carlos Mauricio, pretende con esta nueva orden reforzar la coordinación de las distintas áreas del Gobierno canario con su departamento con el fin de mejorar su gestión y evitar que no se cobren a su debito tiempo las sanciones administrativas del Ejecutivo regional, tal y como admite dicha Consejería en la orden al efecto publicada ayer en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) que entrará en vigor el día 1 de octubre de 2006.

Economía dice que "con el objeto de hacer efectivo lo previsto en la presente Orden, la Intervención General y la Dirección General de Tributos se coordinarán con las Secretarías Generales Técnicas de las Consejerías integrantes de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias".

Agrega que "en el ámbito de sus respectivas competencias, se autoriza a la Dirección General de Tributos y a la Intervención General a dictar, conjunta o separadamente según corresponda, las Resoluciones que estimen adecuadas en ejecución de la presente Orden".

La Intervención General, "a petición de los centros directivos, proporcionará los accesos necesarios al contraído previo del Sistema de Información Económico Financiera de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias -"P.I.C.C.A.C.".

La orden fija también que los ingresos de las sanciones se harán "en el Servicio de Caja de los órganos de recaudación de la Consejería de Economía y Hacienda, en metálico o cheque conformado a nombre de la Tesorería de la Comunidad Autónoma de Canarias", bien "através de Bancos o Cajas de Ahorros, en los que no se precisa tener cuenta abierta", o bien "por Internet a través del dominio: http://www.gobiernodecanarias.org/tributos".

Economía indica que "si la notificación de la liquidación se realiza entre los días 1 y 15 de cada mes, desde la fecha de recepción de la notificación hasta el día 20 del mes posterior o, si éste no fuera hábil, hasta el inmediato hábil siguiente", y "si la notificación de la liquidación se realiza entre los días 16 y último de cada mes, desde la fecha de recepción de la notificación hasta el día 5 del segundo mes posterior o, si éste no fuera hábil, hasta el inmediato hábil siguiente".

Matiza que "si vencidos dichos plazos de ingreso, no se hubiera satisfecho la deuda, se iniciará el período ejecutivo y la Administración Tributaria Canaria efectuará la recaudación de las deudas por el procedimiento de apremio sobre el patrimonio del obligado al pago. El inicio del período ejecutivo determinará la exigencia de los intereses de demora y de los recargos del período ejecutivo en los términos previstos en los artículos 26 y 28 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, y, en su caso, de las costas del procedimiento de apremio".

Economía detalla que "el pago de la deuda podrá aplazarse o fraccionarse previa solicitud del obligado al pago que deberá presentarse en el Servicio de Recaudación de la Administración Tributaria Canaria".

Por su parte, los recursos "contra los actos de recaudación" se deberán presentar "en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente a su notificación, el interesado podrá interponer indistinta pero no simultáneamente":

El recurso de reposición se presentará "ante el órgano que dictó el acto" y la reclamación económico-administrativa "ante el Excmo. Sr. Consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias. El escrito de interposición de la reclamación económico-administrativa deberá presentarse ante el órgano que dictó el acto (artículo 235.3 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria)".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies